Cargando Eventos

Evento

Día mundial de la lucha contra el Sida

Como cada año, el 1º de diciembre se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el Sida.  Esta jornada es una excelente oportunidad para crear conciencia, informar, educar y mejorar la comprensión del VIH como un problema de salud pública mundial.

Conocida por sus siglas, el SIDA significa Síndrome (un conjunto de síntomas) de Inmunodeficiencia (que ataca al sistema inmunológico) Adquirida (no es hereditaria, sino causada por un virus).

Desde el Hospital Privado, a través del servicio de Infectología, queremos derribar algunos mitos que son tomados como afirmaciones por la comunidad y, en la mayoría de los casos, lejos están de tener relación con la realidad. Además, buscamos aclarar aquellos que sí son correctos.

A continuación, expondremos algunos de los más comentados:

«Tener VIH significa tener SIDA»  FALSO

La persona que vive con el virus no tiene síntomas, vivir con VIH no necesariamente implica haber desarrollado síntomas o enfermedades, pero sí es posible transmitir el virus a otras personas.

El SIDA es una enfermedad infecciosa que ataca al sistema inmunológico y es provocada por el virus del VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) que se encuentra en todos los líquidos orgánicos de aquella persona infectada: sangre, semen, saliva, lágrimas, leche, calostro, orina, secreciones vaginales y líquido preseminal.

Sin embargo, únicamente la sangre, el líquido preseminal, el semen, fluidos vaginales y la leche materna presentan una concentración suficiente como para producir la transmisión. Se llama “persona que vive con VIH” al paciente que se le detecta que ha tenido contacto con el virus, mientras que se denomina “Enfermo/a” a la persona que se le han detectado enfermedades causadas por la inmunodeficiencia producida por el virus.

«El VIH se transmite por cualquier tipo de contacto físico»   FALSO

Las vías de transmisión comprobadas son pocas y bien definidas:

  • Relaciones sexuales vaginales, anales u orales: tanto heterosexuales como homosexuales, sin protección. El paso del virus en las relaciones sexuales se realiza a través de las lesiones o heridas microscópicas que se producen durante la penetración y otras prácticas sexuales, por donde los fluidos de quien tiene el virus ingresan al cuerpo de la pareja. El sexo oral es práctica de riesgo por lo que es aconsejable que se protejan los dos para evitar cualquier tipo de infección.
  • Vía sanguínea: por compartir jeringas para el uso de drogas o cualquier otro elemento cortante o punzante, o a través de la transfusión de sangre no controlada.
  • Transmisión perinatal: de madre a hijo durante el embarazo, el parto y la lactancia. La transmisión madre – hijo plantea el principal mecanismo de transmisión del VIH para los niños. De no recibir adecuada atención médica, una madre VIH positiva tiene una chance sobre tres de dar a luz a un niño infectado. Con atención médica, el riesgo de transmisión del virus al bebé es casi nulo.

«Los mosquitos pueden transmitir el VIH por picar a una persona infectada»   FALSO

Tener relaciones sexuales utilizando preservativos, un estornudo, la picadura de un mosquito, compartir la vajilla o los mismos servicios higiénicos, la depilación con cera, NO transmiten el virus. La saliva, las lágrimas, el sudor, el aire y el agua, al igual que los alimentos NO son vehículos de transmisión. Tampoco lo es la práctica de deportes, besarse, abrazarse, agarrarse de la mano, jugar, trabajar o estudiar, bañarse en duchas o piscinas e intercambiarse la ropa con personas que viven con VIH.

«Si la madre tiene VIH y no realiza ningún tratamiento, el bebé nace con VIH»   VERDADERO

Si una mujer tiene VIH y no es tratada por su médico, el bebé tiene casi un 30% de probabilidades de nacer con VIH. Sin embargo, con el tratamiento adecuado el riesgo disminuye a menos del 2%. El tratamiento baja la cantidad de virus en sangre, y por lo tanto el bebé se expone a menos virus cuando sale por el canal del parto, o en la placenta.

«Si dos personas con VIH + tienen relaciones sexuales sin preservativo no corren riesgos»  FALSO

Es recomendable que todas las personas con VIH utilicen preservativo para evitar adquirir o transmitir el virus del VIH o una cepa diferente, en caso de que ya lo tengan. Sin embargo, cada vez hay más evidencia que los pacientes con una carga viral indetectable por más de un año tienen poca chance de transmitir la infección, aunque este riesgo no es cero. Por este motivo, se aconseja que incluso si las dos personas son positivas sigan usando preservativo para evitar una reinfección.

«Una persona con VIH en tratamiento tiene la misma esperanza de vida que una persona sin VIH»   VERDADERO

Sí, esta afirmación es verdadera. Actualmente se estima que si se detecta la infección tempranamente en una persona joven y hace el tratamiento en forma constante y consistente, tiene casi la misma esperanza de vida que una persona sin VIH.
Además, el VIH no representa una limitación. Es decir que cualquier persona con VIH puede trabajar en cualquier actividad, puede tener hijos, o cualquier otro objetivo, excepto donar sangre u órganos.