Niños

Actividad física en niños

Publicado en

De acuerdo con el Ministerio de Salud de Argentina, la actividad física diaria es fundamental para que tu hijo crezca más fuerte y con menos riesgos para su salud.

¿Cómo promover la actividad física?

Es de gran importancia el apoyo y acompañamiento de los padres. Los niños modelan gran parte de su comportamiento imitándolos y por eso deben tratar de ser modelos de estilos de vida activos. De esta forma les ofrecen oportunidades para realizar ejercicios y pueden compartir con ellos esa actividad.

En la promoción de la actividad física se debe comenzar por reducir el tiempo que los niños dedican a actividades sedentarias, principalmente de exposición frente a pantallas como la televisión, los videojuegos o la computadora. 

Es importante considerar que los niños inactivos tienden a convertirse en adultos inactivos.

¿Qué beneficios tiene la actividad física en los niños?

Genera beneficios físicos tales como:

  • Mayor control del cuerpo.
  • Aprendizaje de movimientos cada vez más complejos.
  • Mayor flexibilidad y buen desarrollo de huesos y músculos.
  • Reducción de la presión arterial.
  • Buena capacidad cardiorrespiratoria.
  • Reducción del riesgo de desarrollo de diabetes y algunos tipos de cáncer.
  • Control del peso.
  • Aumento del nivel de colesterol “bueno”.

Más allá de los beneficios físicos, también:

  • Mejora el bienestar psicológico de los niños.
  • Les ayuda a tener más confianza en sí mismos.
  • Influye en el buen desempeño escolar.
  • Les permite relacionarse de un modo saludable con otros niños, ya que mejora la comunicación y transmite valores como la solidaridad y el compañerismo.

Un niño activo debe evitar

  • Estar sentados por más de 30 minutos.
  • Mirar televisión o jugar con videojuegos más de 2 horas al día. 
  • Permanecer en la computadora por períodos prolongados.

¿Cuánta actividad física deben hacer los niños?

  • Todos los días:
    • Realizar actividades de intensidad moderada, al menos durante 30 minutos. Por ejemplo jugar al aire libre, colaborar con las tareas de la casa, lavar las mascotas, recoger los juguetes, caminar hasta la escuela, etcétera.
  • 2 a 3 veces por semana:
    • Realizar actividades de mayor intensidad. Por ejemplo jugar en el parque, practicar artes marciales, realizar flexiones y/o estiramientos, bailar, etcétera.
  • 3 a 4 veces por semana:
    • Realizar ejercicios aeróbicos y actividades recreativas, al menos durante 20 minutos. Por ejemplo patinar, andar en bicicleta, nadar, correr, escalar, practicar un deporte, etcétera.