Cuidados preventivos

La actividad física en los adultos mayores

Publicado en

A lo largo del tiempo, las ciencias médicas han pregonado que realizar distintos modelos de ejercicios y deportes constituye una herramienta terapéutica importante en la prevención de numerosas afecciones que pueden alterar la salud.

¿Qué pasa con este consejo para los adultos mayores?

La respuesta sigue siendo la misma y aún con más énfasis. Cualquier tipo de actividad, ya sea en forma de ejercicio o deporte (para aquellos que puedan practicarlo), constituye un valioso aporte para el logro de la independencia motriz.

Se puede convivir con afecciones cardiovasculares, articulares, metabólicas e incluso distintos tipos de cánceres; pero un hecho limitante es la pérdida de la capacidad de movimiento-desplazamiento. Esto implica riesgo de caídas, resulta invalidante y conlleva una falta de independencia motriz.

Pero, ¿qué opciones disponemos para superar estas dificultades?

Existen y son variadas, abarcando todos los gustos. Algunas son gratuitas y no requieren equipamiento, pudiendo usar espacios verdes compartidos. Aquí encontramos el simple y gran hecho de caminar.

Otros preferirán el agua; por lo tanto nadar o realizar gimnasia acuática en grupo será una excelente elección. Por otro lado, la bicicleta fija o el caminador pueden ser buenas opciones hogareñas. Puede optarse, también, por algunos modelos de ejercicios en gimnasios que combinen entrenamiento cardiovascular, muscular y metabólico. Además, son actividades útiles el yoga, pilates y artes marciales orientales.

Es importante mencionar también que algunos adultos siguen practicando deportes. Esto es muy saludable, tanto físicamente como socialmente. Con el deporte se busca tener rendimiento físico aparte de tener salud y esto es bueno pero no deben superarse los límites biológicos de cada persona.

Beneficios de mantenerse activo

  • Previene numerosas afecciones que pueden alterar la salud
  • Contribuye a la capacidad de movimiento-desplazamiento
  • Aumenta la independencia motriz
  • Disminuye el riesgo de caídas

Pasos a seguir

  • Si hay limitantes importantes, en especial articulares, comenzar con programas de rehabilitación kinesiológicos es una opción muy útil.
  • Si decide tener equipamiento propio en su casa, es una opción posible. Sin embargo, los recursos que se destinan a la adquisición de los mismos pueden ser utilizados en lugares competentes que pueden estimular, educar y potenciar su movimiento. 

Asesorarse con profesional médico sobre la actividad física recomendada, fundamentalmente antes de comenzar con ella