Cuidados preventivos

Vacunación contra COVID-19

Publicado en

Compartimos información importante de conocer acerca de la vacunación contra la enfermedad de coronavirus.

La vacuna

En el mundo se están desarrollando distintas vacunas contra la COVID-19 y todas tienen como fin protegernos del virus SARS Cov-2.

En Argentina son dos las vacunas que hasta el momento se encuentran autorizadas por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y el Ministerio de Salud de la Nación:

  1. La vacuna BNT162b1, desarrollada por Pfizer y BioNTech.
  2. La vacuna Sputnik V, desarrollada por el Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología de Rusia.

De acuerdo con el Ministerio de Salud:

  • La primera utiliza ARN mensajero.
  • La segunda utiliza un virus distinto al SARS-CoV-2 y genéticamente modificado que no puede provocar la enfermedad, pero sí puede producir proteínas del coronavirus para generar una respuesta inmunitaria segura.

El mecanismo de ambas, como el de toda vacuna, es desencadenar eventos que produzcan una respuesta por parte del sistema inmune de las personas vacunadas. Esta será la generación de anticuerpos o de anticuerpos y de células (combinada), que prevendrá la infección o enfermedad ante una exposición al virus.

La vacunación en Argentina

La vacuna Sputnik V es la primera en llegar a nuestro país, con una primera entrega de dosis que luego irá en aumento de manera escalonada. El esquema de vacunación de esta vacuna consiste en la aplicación de dos dosis, con un intervalo de al menos 21 días entre ambas colocaciones. Es importante respetar este esquema para que sea eficaz, ya que al contar con las dos dosis la eficacia de la vacuna supera el 90%.

En un comienzo, las primeras dosis que llegarán al país estarán dirigidas al personal de salud que se encuentra expuesto de manera directa a la atención de pacientes con COVID-19. Por la tanto, y de acuerdo a esta recepción progresiva, se incorporarán escalonadamente otros grupos de la población objetivo para la vacunación (mayores de 18 años sin contraindicaciones).

Contraindicaciones

De acuerdo con el Ministerio de Salud, la vacuna está contraindicada en los siguientes casos:

– Hipersensibilidad a cualquier componente de una vacuna o a una vacuna que contenga componentes similares.
– Hipersensibilidad a cualquier componente de una vacuna o a una vacuna que contenga componentes similares.
– Enfermedades agudas graves (infecciosas y no infecciosas) o exacerbación de enfermedades crónicas, que impliquen compromiso del estado general.
– Embarazo y período de lactancia.
– Menores de 18 años.

Al momento de la colocación, la persona vacunada deberá estar alerta a los primeros 30 minutos en caso que se presente una reacción alérgica severa (como con cualquier vacuna) y luego de ello podrá experimentar algunos síntomas locales como dolor o enrojecimiento en el hombro, hinchazón o aumento de temperatura en la zona donde se colocó la vacuna, fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, entre otros; todos ellos indicios de la acción de la vacuna en la persona.

La importancia de la vacunación

Debemos tener en cuenta que una vacuna por sí sola no frenará la pandemia ni eliminará la circulación del virus hasta tanto una gran proporción de la población esté inmunizada. Por lo tanto, es fundamental continuar con las mismas medidas preventivas que implementamos en nuestra vida cotidiana:

  • Uso de tabapoca o barbijo.
  • Higiene frecuente de manos.
  • Distanciamiento social.
  • Ventilación de ambientes.

De igual forma, no debemos olvidar que si bien la vacunación es una cuestión individual que le permite a cada persona cuidarse de contraer una enfermedad también representa una herramienta para cuidarnos entre todos de manera responsable y solidaria con quienes no pueden vacunarse.