Cuidados preventivos

El uso de barbijos y las personas con pérdida auditiva

Publicado en

El uso de barbijos, tapabocas y máscaras, cuyo uso hoy es una necesidad para ayudar a minimizar la propagación del COVID-19, complica aún más la dificultad para comprender el habla que ya tienen las personas con pérdida auditiva y adultos mayores.

Esto es debido a dos aspectos claves:

  • Las personas con pérdida auditiva no pueden leer los labios de quien les habla, ya que están cubiertos.
  • La voz de quien les habla está atenuada y la palabra distorsionada.

Estos aspectos en combinación con el ruido ambiental y la ausencia de efectivas pistas visuales, tornan la comunicación casi ininteligible.

Ante esta situación, en que debemos hacer uso de barbijos y tapabocas, se sugiere tener en cuenta algunas precauciones a fin de propiciar la comprensión del habla cuando nos comunicamos con personas con pérdida auditiva y adultos mayores.

Precauciones a tener en cuenta

  • Captar su atención.
  • Hablarle de manera clara y pausada.
  • No gritarle, ya que puede empeorar aún más la discriminación.
  • Hablarle utilizando frases cortas.
  • Si no ha comprendido, repetirle cambiando las palabras o el orden de las palabras en la frase.
  • Hablarle de a uno por vez.
  • Reducir lo más posible el ruido del entorno.
  • Tener la seguridad de que los usuarios de audífonos los tengan puestos y activos.
  • No hablarle de espaldas, mientras caminan o se trasladan en silla de ruedas o camilla.
  • Acompañar la comunicación verbal con ademanes, señales visuales, cartelería clara, indicaciones y orientaciones escritas.
  • Usar en lo posible barbijos o tapabocas con frente transparente.