Cuidados preventivos

Mes de concientización sobre el cáncer de mama

Publicado en

En octubre se lleva a cabo en todo el mundo el mes de la concientización sobre el cáncer de mama . Por eso octubre es el mes de la cinta rosada. Esta cinta pretende recordar a todas las mujeres sobre la importancia de realizarse una mamografía anual para la detección precoz del cáncer de mama.

Cáncer de Mama

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cáncer entre las mujeres en los países desarrollados y en la mayoría de los países en vías de desarrollo. En el mundo, se producen alrededor de 1.200.000 casos nuevos por año, que provocan aproximadamente 400.000 muertes. En Argentina se diagnostican alrededor de 17.000 casos nuevos cada año.

¿Qué es?

El cáncer de mama es el crecimiento des-controlado de las células mamarias, que se produce como resultado de mutaciones o cambios anómalos en los genes que regulan el crecimiento de las células y las mantienen sanas. Normalmente las células del cuerpo se renuevan mediante un proceso específico llamado crecimiento celular: las células nuevas y sanas van reemplazando a las células viejas que mueren. Cuando se producen mutaciones, la célula modificada adquiere la capacidad de dividirse sin ningún control u orden, multiplicándose y generando un tumor.

Los tumores pueden ser benignos (no peligrosos para la salud) o malignos (potencialmente peligrosos). El término cáncer de mama hace referencia a un tumor maligno. Las células malignas, de no ser controladas pueden propagarse más allá del tumor original hacia otras partes del cuerpo.

Factores de riesgo

Cualquier cosa que aumenta las probabilidades de enfermar se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que seguramente va a tener cáncer, así como no tener factores de riesgo, no significa que no tiene posibilidades de desarrollar la enfermedad.

Los factores de riesgo para el cáncer de mama son los siguientes:

  • Menstruación a edad temprana
  • Menopausia tardía
  • Edad avanzada en el momento del primer parto o no haber tenido hijos
  • Antecedentes familiares (familiar de primer grado, como la madre, una hija o una hermana) con cáncer de mama
  • Cambios hereditarios en los genes BRCA1 o BRCA2
  • Tratamiento con radioterapia en el tórax
  • Terapia de reemplazo hormonal
  • Obesidad
  • Actividad física insuficiente
  • Consumo de bebidas alcohólicas

¿Quiénes lo pueden padecer?

Aproximadamente 1 de cada 8 mujeres desarrollará cáncer de mama en el transcurso de su vida.

Puede afectar a cualquier mujer y muy raramente a varones (menos del 1% de los cánceres de mama se producen en varones).

Las posibilidades de que aparezca un cáncer de mama aumentan con la edad, especialmente a partir de los 50 años. Además, cuando existen antecedentes de cáncer en familiares, sobre todo en mujeres jóvenes, puede haber una mayor predisposición a enfermar.

¿Se puede prevenir la enfermedad?

El pronóstico del cáncer de mama está estrechamente vinculado al momento de la detección. El método más eficaz para esto es la realización de una mamografía y se recomienda realizarla anualmente en los siguientes casos:

  • A partir de los 40 años en aquellas mujeres asintomáticas sin antecedentes familiares de cáncer de mama.
  • Desde los 35 años en aquellas con antecedentes familiares directos (madre, hermana, hija).

En cuanto a la prevención para disminuir las posibilidades de tener cáncer de mama, es fundamental un estilo de vida saludable que incluya:

  • Hacer ejercicio físico.
  • No fumar.
  • Llevar adelante una alimentación con bajo contenido en grasas y alto en vegetales.
  • Moderar el consumo de alcohol.
  • Mantener un peso adecuado.

¿Cómo se detecta?

En algunos casos el primer indicio de la enfermedad es un bulto o masa que puede ser autopalpada, o detectada por el médico en un examen ginecológico.

Otros síntomas son:

  • inflamación de la mama
  • irritación de la piel
  • inversión del pezón
  • enrojecimimento, descamación o engro-samiento del pezón o de la piel de la mama.
  • secreción por el pezón que no sea leche (sanguinolenta).

Es importante tener en cuenta que estos cambios pueden ser también indicios de afecciones menos graves, como una infección o quiste.

Otra forma de detectar el cáncer de mama es por medio de la MAMOGRAFÍA, que permite diagnosticarlo en sus estadios más precoces, cuando aún no es palpable, y tiene mejores posibilidades de tratamiento y curación.

Diagnóstico

Los métodos para la evaluación de una anormalidad en la mama incluyen, además del examen físico realizado por un profesional entrenado, los métodos de imágenes (mamografía , ecografía y resonancia mag-nética) y eventualmente, la toma de una pequeña muestra de la lesión para poder determinar el origen de la misma (biopsia).

¿Qué hacer en caso de palpar “algo” en la mama?

No todos los nódulos que se palpan son cáncer, por lo cual, es siempre importante consultar al médico. Los estudios que se hacen, ya sea la mamografía o la biopsia, pueden ser molestos pero no son peligrosos ni agravan la enfermedad. No hay que tener miedo de consultar para saber qué está pasando. El cáncer de mama siempre tiene tratamiento.

El diagnosticar el cáncer de mama tempranamente, es decir cuando se ha iniciado y todavía no da síntomas, nos da una gran oportunidad de cura. Por esta razón la mamografía anual y el examen clínico representan la herramienta de mayor utilidad para vencer al cáncer.