LLEGA EL VERANO Y AUMENTAN LOS CASOS DE CONJUNTIVITIS…

La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva del ojo, muy común, que aparece con mayor frecuencia en verano. El cloro de la pileta, el agua salada, el polen, el aire acondicionado, suelen ser factores desencadenantes de esta problemática.

A menudo es muy contagiosa y puede ser:

  • Viral (muy contagiosa)
  • Bacteriana (muy contagiosa)
  • Alérgica, como el polen (no contagiosa)

¿Cuáles son los síntomas?

  • Enrojecimiento o inflamación
  • Lagrimeo
  • Sensación de aspereza
  • Picazón, irritación o ardor
  • Secreciones
  • Secreciones que se acumulan en párpados o pestañas

Consultar al médico en el caso de tener conjuntivitis junto con cualquiera de estas manifestaciones:

  • Dolor en los ojos
  • Sensibilidad a la luz o visión borrosa
  • Enrojecimiento intenso de los ojos
  • Síntomas que empeoran o no mejoran
  • Personas con el sistema inmunitario debilitado
  • Afecciones prexistentes en los ojos

*Los recién nacidos que muestren signos de conjuntivitis deben ser examinados de inmediato por el médico.

¿Cómo evitar el contagio?

  • Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón. Higienizarse las manos particularmente después de tener contacto con otra persona que tenga conjuntivitis o tocar sus artículos personales.
  • Evitar tocarse los ojos con las manos. Esto puede empeorar la afección o contagiar el otro ojo.
  • No usar en el “ojo sano” los mismos productos que se usan en el ojo infectado.
  • No compartir artículos personales como maquillaje, toallas, ropa de cama, anteojos, lentes de contacto.
  • Dejar de usar lentes de contacto hasta que el oculista lo indique.
  • Limpiar, guardar y reemplazar los lentes de contacto según las indicaciones del oculista.

Protegete y protegé a los demás de la conjuntivitis