¿Qué hacer cuando esto ocurre?

Diversos insectos pueden provocar alergia a través de su picadura. Por ejemplo, hormigas coloradas, abejas y avispas son las tres especies que más frecuentemente se encuentran involucradas en este tipo de reacción. Sin embargo, otros insectos, como las arañas, son capaces de generar una reacción tóxica.

¿Cómo se manifiesta la alergia a las picaduras de insectos?

Las reacciones son variables y presentan distinta severidad:

  • Reacciones locales (enrojecimiento de la piel y aumento de la temperatura en la zona de la picadura)
  • Reacciones generalizadas (urticaria, dificultad respiratoria, dolor abdominal y pérdida del conocimiento)

El sistema inmunitario reacciona ante el invasor. Esto provoca una reacción alérgica, en la cual el organismo libera una serie de sustancias químicas. La liberación de estas sustancias puede hacer que se presenten algunos de los siguientes síntomas:

  • Dificultad para respirar
  • Tos
  • Opresión en la garganta
  • Dolor de estómago
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Ojos llorosos, picor y/o hinchazón ocular
  • Ronchas en piel
  • Disminución de la tensión arterial, que puede provocar mareos y/o pérdida de la conciencia

Es fundamental reconocer los síntomas rápidamente en el caso de una reacción generalizada para poder acudir al centro médico más cercano, ya que en ocasiones podría comprometer la vida del paciente.

¿Qué hacer ante una picadura?

Las medidas generales ante la mayoría de mordeduras y picaduras de insectos son:

  • Retirar el aguijón, en el caso que esté presente, raspando con algún objeto de borde recto (un buen ejemplo, es una tarjeta de crédito). Hay que tener en cuenta que no se deben utilizar pinzas, ya que éstas pueden apretar el saco del veneno y aumentar la cantidad liberada de esta sustancia.
  • Lavar muy bien el área afectada con abundante agua y jabón.
  • Cubrir la zona de la picadura con hielo (envuelto en un trozo de tela) durante 10 minutos, descansar la misma cantidad de tiempo y repetir el proceso.
  • Quienes tienen alergias graves pueden considerar el uso de una pulsera o collar que alerte sobre su condición al resto.

¿Qué no hacer cuando nos pica un insecto?

No aplicar torniquetes

No administrar a la persona estimulantes, ácido acetilsalicílico (aspirina) ni cualquier otro medicamento para el dolor, a menos que el médico así lo prescriba

¿Cómo se trata la alergia a insectos?

El diagnóstico de las alergias a las picaduras de insectos se realiza a través de exámenes de sangre y/o mediante la testificación cutánea.
El tratamiento se basa en la prevención de picaduras. Pero cuando esta se produjo, se administran fármacos antihistamínicos y en casos de reacciones severas, se puede requerir terapia desensibilizante (inumnoterapia).

Es de vital importancia la consulta con el médico especialista

Guía de recomendaciones y consejos para evitar la picadura de insectos

  • No acercarse a panales de abejas ni a nidos de avispas
  • Si deja ropa en el suelo o la tiende en el exterior, sacudirla antes de usarla.
  • Evitar caminar por zonas con abundantes flores.
  • Usar insecticidas en la habitación, sobre todo por las noches.
  • Colocar telas de protección en las ventanas.
  • Cubrir con ropa la mayor parte del cuerpo y utilizar repelente para insectos.
  • Ser cauteloso al comer en lugares que atraigan insectos: espacios abiertos (en especial bebidas azucaradas), áreas alrededor de colectores de basura o piscinas y zonas con agua.
  • Mantener la calma y la tranquilidad cuando haya insectos en las inmediaciones: moverse despacio y alejarse sin hacer gestos bruscos que puedan molestarlos.
  • No intentar destruir ningún nido de insectos. En caso necesario, lo mejor es contratar a un fumigador para que los elimine de las proximidades de su casa.
  • Evitar los perfumes y la ropa de colores llamativos o con decoración florida, ya que los insectos se sienten atraídos por ellos.