¿Qué es el Cáncer de cuello de útero? 

Es un tumor maligno que afecta la parte inferior del útero o matriz. Esta enfermedad compromete aproximadamente medio millón de mujeres en el mundo cada año y mueren cerca de 700 mujeres por día. En Argentina se presentan alrededor de 4000 diagnósticos nuevos cada año y 1800 mujeres mueren a causa del cáncer de cuello de útero. Este es el segundo cáncer más frecuente en mujeres de Argentina después del Cáncer de mama.

¿Cuál es la causa del Cáncer de cuello de útero?

La causa es una infección por el virus VPH (Papilomavirus Humano). Existen aproximadamente 100 tipos de VPH, 40 de los cuales pueden infectar la piel y mucosas. Algunos de estos virus son capaces de transformar células normales en cancerosas por lo que se llaman virus oncogénicos. Los tipos 16 y 18 son responsables de cerca del 70% de los casos de Cáncer de cuello de útero, junto al 45, 33 y 31 suman el 83% de los Cánceres de cuello de útero.

¿Cómo se infecta una persona con VPH oncogénicos?

Generalmente, los VPH oncogénicos son transmitidos sexualmente. Sin embargo, aunque no haya un contacto sexual pleno, puede haber transmisión del virus a través del simple contacto íntimo, piel a piel, aún sin una relación sexual completa.

¿Es usual que las mujeres se infecten con VPH oncogénicos?

Si, es usual, de hecho hasta el 80% de las mujeres sexualmente activas tendrán una infección por uno o más tipos de VPH oncogénicos a lo largo de sus vidas. Pero gran parte de estas infecciones son transitorias.

Una mujer que se infecta con VPH oncogénico, ¿está protegida frente a futuras infecciones?

No siempre. En general, las defensas generadas tras una infeccción natural con VPH son muy pobres en lo que a protección se refiere. Se considera que estas defensas naturales no son suficientes para proteger a la mujer a lo largo de su vida. Es por eso que nuevas infecciones por otros tipos de VPH oncogénicos o reinfecciones por el mismo tipo pueden ocurrir a lo largo de toda la vida sexual.

¿Cuáles son los signos y síntomas vinculados al Cáncer de cuello de útero?

  •  Sangrado vaginal espontáneo.
  • Flujo vaginal maloliente.
  • Dolor pélvico.

Estos síntomas y signos no son específicos, pueden ser causados por muchas patologías benignas. Consulte con su médico.

¿Cómo puede prevenirse?

Por medio de los controles rutinarios como el Papanicolaou y la colposcopía. Éstos combinados con la vacunación constituyen la manera más efectiva de prevención.

¿Qué es el Papanicolaou?

La prueba de Papanicolaou (PAP o citología vaginal) es un procedimiento en el que se obtienen células del cuello uterino para examinarlas bajo un microscopio.

¿Por qué es importante realizar el PAP?

Es importante realizarlo para poder detectar cambios anormales en las células que puedan conducir a un cáncer. También puede mostrar afecciones no cancerosas como infecciones y de esta manera poder implementar un tratamiento.

¿Qué es la colposcopía?

La coloposcopía es un examen ginecológico específico que permite visualizar el cuello del útero para buscar posibles lesiones premalignas. En general es un procedimiento simple y bien tolerado.

¿Es eficaz el uso del preservativo para prevenir las infecciones por VPH?

El uso de preservativo disminuye, pero no evita totalmente la transmisión del VPH. Igualmente es muy importante su uso para prevenir el resto de las infecciones de transmisión sexual.

¿Qué más se puede hacer para prevenir la infección por VPH oncogénicos?

En los últimos años los avances tecnológicos han permitido el desarrollo de vacunas contra las cepas de VPH que más frecuentemente causan cáncer de cuello de útero. Los beneficios de la vacunación contra los principales virus que causan cáncer de cuello útero incluyen no sólo la prevención de problemas físicos sino también psicológicos y sexuales asociados. Recuerde, la mejor opción frente a los VPH oncogénicos, es su prevención.

¿Las mujeres que ya tuvieron una infección por VPH oncogénico pueden beneficiarse de la vacunación?

Sí, pueden. La vacunación podría prevenir nuevas infecciones por el mismo tipo de VPH o por otros tipos. La vacunación no protege contra lesiones o infecciones ya existentes ni reemplaza la necesidad de controles ginecológicos periódicos.

¿A qué edad puede aplicarse la vacuna?

Las vacunas para la prevención del VPH pueden aplicarse en Argentina desde los 9 años en adelante. La vacuna contra el cáncer de cuello de útero se encuentra incorporada al calendario de vacunación con carácter gratuito y obligatorio en niñas de 11 años de edad con 3 dosis.

PAPANICOLAOU + VACUNACIÓN: PREVENCIÓN DEL CÁNCER DE CUELLO DE ÚTERO

Consulte a su médico.

ARTICULOS SIMILARES