Cada 4 de febrero se transforma a nivel mundial en un día de concientización sobre el cáncer. El objetivo de esta jornada es reducir el número de muertes evitables cada año, dando a conocer y difundiendo cuáles son las acciones que deben encararse para reducir la mortalidad por esta enfermedad. Este año el Instituto Nacional del Cáncer (INC) del Ministerio de Salud de la Nación se suma al lema de la Unión Internacional para el Control del Cáncer (UICC). Con la consigna “A nuestro alcance” se destaca que existen medidas que todos podemos adoptar para la prevención y el cuidado frente al cáncer.

Estilos de vida saludables

  • Al menos un tercio de los cánceres más comunes se pueden prevenir no fumando, reduciendo el consumo de alcohol, llevando una dieta más saludable y haciendo más ejercicio físico.
  • La adopción de hábitos saludables en etapas tempranas de la vida reduce el riesgo de cáncer y de otras enfermedades no trasmisibles (ENT) en la edad adulta.

Detección temprana

La disponibilidad y el acceso a programas de detección temprana del cáncer puede reducir significativamente la carga de esta enfermedad.

Calidad de vida

El cáncer puede tener un impacto importante en la salud emocional, física y psíquica de las personas. Mantener las redes de apoyo social y hablar del cáncer es importante para las personas que lo padecen, sus familiares y cuidadores.