Los beneficios de practicar ejercicio físico durante 30 minutos diarios, cinco días a la semana, han sido ampliamente demostrados:

  • Mejora la fuerza y la elasticidad muscular.
  • Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Retrasa la desmineralización ósea que aparece con el paso del tiempo.
  • Ayuda al control del peso y de la tensión arterial.
  • Aporta mayor bienestar psíquico y posee además una acción desestresante.

A estos beneficios debemos agregar que:

Mejora la sensibilidad a la insulina y favorece el control de la glucemia, contribuyendo a un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.