Alteraciones más frecuentes

Muchas mujeres sufren porque sus uñas son frágiles y no pueden lucirlas como quisieran. Las uñas de las manos y de los pies protegen los tejidos de los dedos. Están formadas por capas de una proteína endurecida, llamada queratina.

Las uñas saludables, por lo general, son lisas y presentan un color uniforme, no importa si se observan manchas blancas o crestas verticales. Pero si se observan alteraciones en ellas, ya sea en el color o la forma, hay que consultar al dermatólogo, ya que éstas pueden presentarse como signo inicial de una enfermedad.

Es importante saber reconocer las modificaciones de la uña para conocer el problema que puede presentarse.

Uñas quebradizas y levemente deformadas.

El contacto con detergentes y lavandinas, la manipulación de algunos alimentos y ciertas medicaciones orales (ya sea para bajar el colesterol o betabloqueantes para el corazón) son algunos de los responsables de las alteraciones de las uñas.

Como primera medida es necesario comenzar a usar guantes para las tareas de limpieza, aplicar una crema en las uñas todos los días, y si el problema persiste consultar con un especialista.

 Puntos blancos

 Pueden originarse en golpes, pero si se presentan en todas las uñas, pueden ser síntomas de alguna enfermedad.

Si se observa en alguna uña (no en todas), la mancha irá desapareciendo con el crecimiento ungueal, en un lapso de 4 a 6 meses. Si duran más, o se hallan generalizadas, habrá que consultar al médico.

 Pitting

 Son depresiones puntiformes distribuidas en forma regular o irregular, suelen acompañar a enfermedades benignas de la piel.

Estrías transversales o surcos longitudinales

 Generalmente se debe a un sufrimiento en la matriz ungueal

 Inflamaciones de la piel alrededor de la uña

Las inflamaciones de la piel alrededor de la uña pueden ser causadas por  trastornos inflamatorios o tratarse de un proceso infeccioso, sobre todo si va acompañado de dolor y supuración, ocasionado por una bacteria o un hongo. Predispone a estos últimos el corte excesivo de cutículas, traumatismos o tics, como comerse la cutícula.

En estos casos siempre se recomienda la consulta médica y como prevención se recomienda no cortar las cutículas ni retirarlas completamente porque constituyen una eficaz barrera contra las infecciones.

 Cambio de color al marrón o amarillo

El lecho ungueal (base de la uña) normalmente es de color rosado, pero cuando ingresa aire entre la uña y su lecho, esta se opaca. Si toma un color marrón, negruzco o amarillento, puede indicar la presencia de hongos, bacterias o enfermedades de las uñas.

Si el problema persiste o progresa es necesario consultar a su médico

Uñas que se vuelven gruesas

Cuando las uñas que se vuelven gruesas, más común  en los dedos gordos (hallux) puede tratarse de un hongo.

De persistir se recomienda consultar al dermatólogo

  Uña encarnada u onicocriptosis

Se trata de la introducción de la uña dentro de la piel, puede deberse a un corte defectuoso, un exceso del tejido periungueal o por alteraciones anatómicas del pie u otras áreas del cuerpo que repercuten en el pie.

Un problema de columna como la escoliosis, una dismetría (alguna de las piernas más larga), repercuten en el pie. El pie plano es una de las alteraciones que con más frecuencia se la asocia.

El problema debe ser solucionado por médicos especializados. El paciente debe aprender a cortar sus uñas y  tratar las alteraciones anatómicas para no recaer.

 Como  proteger sus uñas

 Evite el maltrato de las uñas, por ejemplo, realizar las tareas de limpieza o jardinería sin guantes; eso significará una agresión para sus uñas, que pueden volverse quebradizas o desprenderse en finas capas.

Evitar el recorte excesivo de las cutículas que puede predisponer a infecciones.

Evite  las uñas postizas o esculpidas. El pegamento empleado para fijarlas es agresivo para el tejido ungueal y puede provocar hongos.

Aplique crema humectante todos los días una vez que sus uñas estén completamente secas, masajearlas bien para que penetre la crema y favorecer su efecto humectante.

Si el esmalte para uñas se salta, intente retocarlo; el uso muy frecuente del quitaesmalte es perjudicial.

Siga una dieta equilibrada. Ingiera frutas, verduras, carnes rojas y blancas.