La adolescencia es un buen momento para verificar que se tengan todas las vacunas al día. Además es importante tener en cuenta las siguientes vacunas:

Vacuna doble bacteriana

A los 16 años se recibe un refuerzo de la doble bacteriana que protege contra el tétanos y la difteria.

En el caso de no haber recibido más vacunas luego de los 6 años de edad, se debe recibir un refuerzo de esta vacuna cada diez años.

De acuerdo el lugar de residencia, o bien si se va a viajar a alguna zona de riesgo, se pueden llegar a necesitar:

Vacuna contra la fiebre hemorrágica

A partir de los 15 años, sólo para quienes viven o realizan tareas rurales en zonas de riesgo (provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y La Pampa).

Vacuna contra la fiebre amarilla

Esta vacuna se aplica sólo a quienes viven en zonas de riesgo, como son algunas regiones de las provincias de Misiones y Formosa y todos los departamentos limítrofes con Brasil, Bolivia y Paraguay.

No se recomienda la vacuna en personas inmunodeprimidas ni embarazadas.

A los 11 años

  • Hepatitis B: Si se recibió el esquema durante la infancia no es necesario volver a vacunarse. En caso contrario, es necesario iniciar o completar el esquema según corresponda antes de que termine la primaria. Son 3 dosis: al mes de la primera dosis se da la segunda dosis, y a los 6 meses de la primera, se da la tercera.
  • Triple viral: Esta vacuna previene contra el sarampión, la rubéola y las paperas. Si ya se había recibido durante la infancia no es necesario volver a vacunarse. En caso contrario, es necesario iniciar o completar el esquema antes de terminar la primaria.
  • Triple bacteriana acelular: para prevenir la difteria, el tétanos y la tos convulsa.
  • Vacuna contra el VPH: Solamente para las niñas de 11 años que hayan nacido a partir del 1º de enero del año 2000. Son 3 dosis.

Calendario Nacional de Vacunación