La Gota es una enfermedad dolorosa que se caracteriza por afectar principalmente las articulaciones, produciendo inflamación en las mismas: “artritis”. Ocurre cuando se acumula demasiado ácido úrico en el cuerpo.

Es importante saber que los cambios de hábitos hacia una vida más saludable constituyen más del 50% del éxito terapéutico de esta enfermedad.

¿Cuáles son las causas de la Gota?

El ácido úrico surge por la descomposición de unas sustancias llamadas purinas. Las purinas se encuentran en todos los tejidos del cuerpo. Normalmente, el ácido úrico se disuelve en la sangre, pasa por los riñones y sale del cuerpo en la orina. Sin embargo, este puede acumularse en la sangre cuando:

  • El cuerpo aumenta la cantidad de ácido úrico que produce.
  • Los riñones no eliminan suficiente ácido úrico.
  • Se consumen muchos alimentos ricos en purinas (carnes rojas, mariscos, etc).

Cuando la concentración de ácido úrico es persistentemente elevada en sangre (hiperuricemia) provoca en el tiempo su acumulación en los diferentes tejidos. Por motivos aún no bien conocidos, en algunos pacientes, los cristales depositados en forma crónica (por años), se liberan en el interior de la articulación y provocan un estado de intensa inflamación aguda muy dolorosa e incapacitante.

¿Cómo se diagnostica?

El médico realizará un chequeo general del paciente y le consultará acerca de los síntomas, antecedentes personales y familiares de la gota.

Los aspectos que define esta enfermedad son:

  • Hiperuricemia (altas concentraciones de ácido úrico en la sangre).
  • Cristales de urato en el líquido de las articulaciones.
  • Más de un ataque de artritis aguda.
  • Artritis que se presenta en un día y produce hinchazón, enrojecimiento y calor en la articulación.
  • Ataque de artritis en una sola articulación, usualmente en el dedo gordo del pie, el tobillo o la rodilla.

Para confirmar el diagnóstico de esta enfermedad, el médico puede tomar una muestra de líquido de una articulación inflamada para ver si hay cristales que se asocian con la Gota.

ARTICULOS SIMILARES