Nacido a fines del siglo XIX en Europa y convertido en un deporte profesional en 1926, el tenis es considerado una de las actividades más saludables. Jugado como deporte o como actividad recreativa, es una práctica ideal para niños y jóvenes, pero también para los adultos.

Beneficios físicos del Tenis

  • Mejora la capacidad cardiovascular
  • Refuerza el poder muscular y los reflejos
  • Aumenta la velocidad en carreras cortas
  • Mejora la coordinación general y la agilidad
  • Fortalece los huesos
  • Ayuda a mejorar la alimentación

Hay un control de los músculos grandes y pequeños del cuerpo ya que, en el caso de los primeros, se ejercita el swing y, en el caso de los segundos, se requieren firmeza corporal.

Pero este deporte también tiene beneficios psicológicos, de esta manera, el tenis ayuda al:

  • Desarrollo de una disciplina
  • Aprendizaje de la competición
  • Manejo de la presión
  • Planteo de estrategias y planes
  • Desarrollo de habilidades sociales

Es muy importante realizarse un chequeo general antes de comenzar con la práctica de este deporte y sobre todo no practicar sin antes realizar un calentamiento. También es fundamental usar ropa liviana, preferentemente de color blanco y calzado adecuado.

Los chicos y el tenis

La práctica del tenis en niños permite no sólo enriquecer su capacidad motora sino también desarrollar el pensamiento táctico-estratégico.

De esta manera, el tenis les permite incrementar su capacidad aeróbica y su fuerza muscular, les ayuda a la coordinación de los movimientos y les da velocidad, agilidad y flexibilidad. Al mismo tiempo, este deporte refuerza en los niños el desarrollo de la disciplina, la creación de lazos sociales, el aprendizaje del juego y el valor del trabajo y el esfuerzo.