Mantener las manos limpias es una de las mejores formas de prevenir la propagación de infecciones y enfermedades

El lavado de manos es algo fácil de hacer y es una de las formas más eficaces de prevenir la propagación de muchos tipos de infecciones y enfermedades en todos los lugares, en su casa, en el trabajo, en las guarderías infantiles y los hospitales. Las manos limpias pueden evitar que los microbios pasen de una persona a otra y la comunidad.

¿Cuándo debe lavarse las manos?

  • Antes, durante y después de preparar alimentos.
  • Antes de comer.
  • Antes y después de atender a alguien que esté enfermo.
  • Antes y después de tratar heridas o cortaduras.
  • Después de usar el baño.
  • Después de cambiar pañales o limpiar a un niño que haya ido al baño.
  • Después de sonarse la nariz, toser o estornudar.
  • Después de haber tocado animales, alimento para animales o excrementos de animales.
  • Después de tocar la basura.

¿Cuál es la forma correcta de lavarse las manos?

  1. Mójese las manos con agua corriente limpia (tibia o fría) y enjabónelas después de cerrar el grifo.
  2. Frote sus manos con el jabón hasta que haga espuma. Asegúrese de enjabonar las manos enteras: el dorso, entre los dedos y debajo de las uñas.
  3. Restriegue las manos durante al menos 20 segundos. ¿Necesita un reloj? Tararee dos veces la canción del “Feliz cumpleaños” de principio a fin.
  4. Enjuáguese bien las manos con agua corriente limpia.
  5. Séqueselas con una toalla limpia o al aire libre.

¿Qué debe hacer si no tiene jabón ni agua corriente limpia?

Lavarse las manos con agua y jabón es la mejor forma de reducir la cantidad de microbios en ellas en la mayoría de los casos. Si no hay agua ni jabón disponibles, use un desinfectante de manos a base de alcohol que contenga como mínimo un 60 % de alcohol. Los desinfectantes de manos a base de alcohol pueden reducir rápidamente la cantidad de microbios en las manos en algunas situaciones, pero no eliminan todos los tipos de microbios.