Consecuencias circulatorias

Hipertensión arterial

Hace que las arterias que transportan la sangre por el organismo, pierdan elasticidad y se vuelvan más rígidas, dificultando así el trabajo del corazón y los riñones.
La hipertensión arterial es la principal causa de ACV (accidente cerebrovascular), Insuficiencia cardíaca y una de las más importantes de infarto agudo de miocardio.

Consecuencias no circulatorias

  • Dificulta la función de los riñones. Órganos encargados de llevar a cabo la labor de filtrado y depuración de la sangre, imprescindibles para la vida. Además, la ingesta excesiva de sal es un importante factor que predispone la formación de cálculos renales.
  • Disminuye la cantidad de calcio: cuanto más sodio se elimina, también se elimina más calcio, lo que hace disminuir la cantidad de calcio en los huesos y provocando mayor tendencia a la osteoporosis. (mayor predisposición a fracturas óseas, especialmente en personas de edad más avanzada).
  • Retención de líquidos: todo esto además provoca que se produzca en el cuerpo una retención de líquidos, lo cual empeora el funcionamiento de los riñones, corazón e hígado y también genera edemas e hinchazón de las piernas y los tobillos.
  • Favorece algunos tipos de tumores: como el cáncer de estómago, que pueden verse favorecidos por el consumo excesivo de sal, ya que en grandes cantidades puede ser un irritante que erosiona el recubrimiento del estómago.