El cuidado del sol es importante porque éste emite rayos ultravioletas, los cuales pueden ser perjudiciales para la piel. Por este motivo resulta necesario usar distintos elementos que nos protejan de estas radiaciones.

¿Qué es la radiación Ultravioleta?

La exposición a la radiación ultravioleta (UV) es el principal factor de riesgo para la mayoría de los cánceres de piel.
Las personas que se exponen mucho a los rayos UV tienen un mayor riesgo de cáncer de piel. Los UVA y UVB constituyen sólo una pequeña porción de los rayos solares, pero estos son la causa principal de los efectos dañinos del sol en la piel. Los rayos UV dañan el ADN de las células de la piel, comenzando el cáncer cuando este daño afecta a los genes que controlan el crecimiento.

El efecto de las radiaciones UV en la piel es acumulativo, progresivo e irreversible puede aparecer poco después de la exposición solar o años más tarde.

Protección solar

Protegerse del sol no significa encerrarse sino adoptar conductas saludables que nos permitan desarrollar actividades al aire libre ya sea con fines recreativos o laborales. Estos hábitos deben aprenderse en la infancia, pero deben practicarse durante toda la vida. Los niños así como las personas con una piel más sensible y aquellas con riesgo de cáncer de piel deben extremar las medidas de fotoprotección.

Tipos de protección solar


El ser humano por si mismo tiene mecanismos que lo ayudan a protegerse y sobrevivir, por lo que la foto- protección natural es aquella en la que la piel alrededor de 15 minutos, con la creación de sebo, nos protege del sol y de los rayos UV, hasta que el típico color del bronceado, que es la señal de alerta de que nuestro cuerpo ya no puede resistir más bajo el sol.
La protección física es por agentes como sombrillas, lentes, sombreros y ropa.
En cuanto a la fotoprotección química, se encuentran los bloqueadores solares, que evitan que el sol cause quemaduras en la piel. Además, están los bronceadores que no funciona igual que un protector, ya que sólo ayuda a que la piel alcance el dorado ideal de un bronceado.

¿Cómo elegir el foto-protector químico ideal?


Para los adultos o pacientes diabéticos se les recomienda los del tipo cremoso, ya que esos hidrataran su piel; mientras que para los adolescentes y niños se recomienda los de consistencia de gel —ya que evitara que se sientan incómodos al aplicarlo y evitara la apariencia grasosa— o brotes de acné

El sol es fuente de vida, da calor, luz, permite la síntesis de vitamina D y brinda beneficios en el estado de ánimo. Sin embargo, las exposiciones descontroladas a las radiaciones solares causan efectos dañinos en la piel.

Claves a la hora deexponerse al sol

Un conjunto de pautas sencillas de aplicar y que, si tomamos conciencia de ellas pueden salvar nuestras vidas.

  1. Usar un protector solar adecuado. De amplio espectro (que proteja de los rayos UVB y los UVA ) con un índice de fotoprotección mínima de 15 . Si pertenece a un grupo de riesgo (pieles claras, personas mayores o con antecedentes de cáncer de piel, deportistas al aire libre) hay que utilizar protección de 50 y medidas físicas (gorras , sombrillas, camisetas).
  2. Aplicar correctamente. El producto debe repartirse sobre la piel seca 30 minutos antes de exponerse al sol, de forma uniforme y generosa.
  3. Reaplicar. Hay que volver a extender el protector solar frecuentemente, cada dos horas, y después de la sudoración o el baño prolongado.
  4.  Ajustar el horario. Hay que evitar exponerse durante las horas mas peligrosas (de 11 a 16 hs).
  5. Cambios bajo vigilancia. Se recomienda vigilar de cerca los lunares para observar cualquier cambio.
  6. Utilizar las áreas de sombra. Con el fin de disminuir la radiación recibida.
  7. Evitar ponernos rojos. El eritema (enrojecimiento de la piel) es un primer grado de quemadura solar .
  8. Aumentar el consumo de líquidos. Tales como agua, jugos naturales, y de frutas y verduras , ya que aportan antioxidantes beneficiosos para la piel .
  9. Indumentaria adecuada. Las prendas de vestir constituyen una forma de fotoprotección mucho más eficaz que los protectores solares, además de ser más simple y práctica. Es recomendable la utilización de gorra o sombrero de ala amplia para proteger la cabeza y la cara. Las características de los tejidos para ofrecer una buena protección son su tupidez y su composición, siendo mejor el algodón que las fibras sintéticas. Si las prendas están mojadas, se adhiere a la piel, aumentando su transparencia y disminuyendo su capacidad para filtrar la luz del sol. Las prendas de color oscuro son las que ofrecen mayor protección.
  10. Protección ocular. La protección ocular de la radiación UV es otro aspecto a tener en cuenta, más aún en situaciones o lugares en donde la radiación es alta, como las playas y las zonas nevadas. Se recomiendan gafas de sol que absorben la radiación UV.
  11. Situaciones especiales. Se desaconsejan los bronceados artificiales o cosméticos, ya que contienen rayos UVA, de demostrada acción perjudicial para la piel.
  12. Deporte. Son muchos los deportistas que entrenan al aire libre , no sólo en verano, sino durante todo el año . Este colectivo acumula muchas horas de exposición solar, y sin tomar las precauciones adecuadas se convierte en un grupo de riesgo de padecer cáncer de piel .

Necesitamos el sol. De hecho, muchas de las funciones de nuestro metabolismo no podrían llevarse a cabo sin la acción de las radiaciones solares, como por ejemplo, la fabricación de la vitamina D, necesaria para fijar el calcio en los huesos

¿Cuál es entonces la forma de disfrutar del sol sin arriesgar nuestra piel ?

Las claves a esta pregunta son dosficar la exposición solar, usar un protector solar adecuado a nuestro fototipo de piel y aplicarlo correctamente.

ARTICULOS SIMILARES