Una patología que debe ser controlada a tiempo

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el sobrepeso y la obesidad infantil constituyen uno de los principales problemas de salud pública del siglo XXI. Tanto es así, que se calcula que la obesidad infantil se ha casi triplicado en los últimos 30 años.

¿Qué es la obesidad?

La obesidad se define como el aumento de peso a expensas del tejido adiposo. El tejido adiposo forma el tejido subcutáneo pero también infiltra órganos y sistemas. La obesidad se produce cuando la ingesta de alimentos excede el gasto energético y  éste se almacena en forma de grasa, como reserva. Las calorías o energías son utilizadas en el organismo, para el metabolismo y la actividad física. Sus consecuencias sobre la salud de los niños y adolescentes son inmediatas y a largo plazo, hasta la edad adulta.

¿Por qué son importantes el sobrepeso y la obesidad infantil?

El sobrepeso y la obesidad infantil son consecuencia de múltiples factores. Entre ellos, al cambio de hábitos alimentarios, con aumento de comidas hipercalóricas, ricas en grasas y azúcares, y a la disminución de la actividad física propia de las grandes ciudades. Es decir la combinación de las “comidas rápidas” con el sistema de transporte y el sedentarismo atado al uso de las “pantallas”,  han hecho que se pierdan costumbres como las comidas caseras con los “productos de la huerta”, y el simple hábito de caminar y/o jugar al aire libre. Sumado a esto aparece el exceso de publicidad de snacks, golosinas y bebidas refrescantes.

Factores de riesgo individuales

  • Padres obesos: nos encontramos además de la predisposición genética,  con hábitos favorecedores de sobrepeso.
  • Niño con sobrepeso u obesidad tiene alta probabilidad de ser un adulto obeso, mientras que esta predisposición se multiplica en el adolescente obeso.

Consecuencias de la obesidad infantil

Inmediatas

  • Pobre rendimiento escolar, debido a insuficiente oxigenación, con distracción y somnolencia fácil.
  • Dificultad en sus actividades físicas, con bajo rendimiento, falta de aire y cansancio.
  • Mayor incidencia de Reflujo Gastroesofágico:  La enfermedad por reflujo gastroesofágico ocurre cuando un músculo al final del esófago no se cierra adecuadamente, esto permite que el contenido del estómago regrese, o haga reflujo, hacia el esófago y lo irrite.
  • Enfermedades osteoarticulares. Artrosis de rodillas y/o caderas. Una complicación temida es la Necrosis Aséptica de la Cabeza del Fémur (interrupción del flujo sanguíneo en la cabeza del fémur).
  • Hipertensión arterial.
  • Síndrome metabólico, con hiperinsulinismo y predisposición a Diabetes Mellitus.
  • A nivel psicológico lleva a una baja autoestima, con pobres resultados en el colegio, tendencia a la introversión, aislamiento social, con riesgo de sufrir rechazo o “bulling”.

Futuras

  • Las enfermedades cardiovasculares (hipertensión arterial, aterosclerosis, infartos, accidentes cerebrovasculares)
  • Diabetes Mellitus 2
  • Trastornos del aparato locomotor, en particular artrosis
  • Apnea del sueño
  • Mayor predisposición a ciertos tumores

El mejor tratamiento para toda esta situación de sobrepeso, obesidad y enfermedades relacionadas es la prevención, informando y dando pautas a los padres, a las escuelas, a los niños y a la sociedad en general. Es imprescindible generar hábitos saludables en cuanto a la alimentación y la actividad física desde edades tempranas.

ARTICULOS SIMILARES