¿Qué es?

Es una enfermedad hepática crónica, producida por la inflamación y destrucción de los conductos biliares intrahepáticos, con producción de fibrosis cicatrizal progresiva.  Su origen puede estar relacionado con la presencia de autoanticuerpos,  indicando su etiología autoinmunitaria.

¿Cuáles son sus síntomas?

En el 60% de los pacientes se presenta en forma asintomática. En el resto, se presenta con fatiga crónica (80%) y prurito (20%). También puede presentarse con hiperpigmentación de la piel y depósitos de colesterol en párpados y extremidades.

¿Cuáles son sus complicaciones?

  • Osteoporosis
  • Malabsorción intestinal
  • Dislipemia
  • Hipertensión de la vena porta
  • Ascitis (formación de líquido en la cavidad abdominal)
  • Peritonitis bacteriana espontanea (Infección de dicho líquido abdominal)
  • Sangrado de várices esofágicas

¿Cómo se realiza su diagnóstico?

  • Examen clínico
  • Detección de Anticuerpos antimitocondriales (AMA) en diluciones de 1/40 o más
  • Elevación de fosfatasa alcalina  por más de 6 meses.
  • Hígado cirrótico mostrado por ecografía

¿Cuál es su tratamiento?

  • Ácido ursodesoxicólico vía oral
  • Corticoides
  • Transplante hepático (estadios avanzados)

Prevención: no se conoce

ARTICULOS SIMILARES