¿Porqué todos los años hay que volver a vacunarse contra la gripe?

La recomendación de vacunación anual antigripal ha demostrado ser una medida eficaz para el control de esta enfermedad. El motivo de la vacunación periódica radica básicamente en que la inmunidad y protección brindada por la vacuna decaen a partir de los 6 a 12 meses de aplicada la última dosis; y que la composición de la vacuna puede variar en función de las modificaciones de los virus circulantes.

Eficacia y efectividad de la vacuna

Es importante recordar que la vacuna presenta una eficacia de 70% a 90% para prevenir la enfermedad no complicada en menores de 65 años. La misma vacuna es efectiva para prevenir entre el 30% y 70% de los casos de internación por neumonía e influenza en mayores de 65 años y para prevenir el 80% de las muertes en ancianos.

Tienen indicación:

  • Todas las embarazadas independientemente del tiempo de gestación.
  • Las mujeres puérperas dentro de los 6 meses del puerperio si no fueron vacunadas durante el embarazo.
  • Todos los trabajadores de salud.
  • Niños y adultos entre 2 y 64 años que presenten algún factor de riesgo (Enfermedades respiratorias graves, Enfermedades cardíacas, Inmunodeficiencias congénitas o adquiridas – no hemato-oncológicas).
  • Pacientes Oncohematológicos y trasplantados.
  • Otros grupos: Obesos, Diabéticos.
  • Personas con insuficiencia renal crónica en diálisis o con expectativas de ingresar a diálisis en los siguientes seis meses.
  • Retraso madurativo grave en menores de 18 años de vida.
  • Síndromes genéticos, enfermedades neuromusculares con compromiso respiratorio y malformaciones congénitas graves.
  • Tratamiento crónico con ácido acetilsalicílico en menores de 18 años.
  • Convivientes o contactos estrechos de enfermos oncohematológicos.
  • Contactos estrechos con niños menores de 6 meses (convivientes, cuidadores en jardines maternales).

Adicionando a estas recomendaciones, existen medidas generales tales como:

  • Lavarse las manos frecuentemente con abundante agua y jabón, o desinfectarse con alcohol en gel.
  • Evitar tocarse la boca, la nariz y los ojos. Esta es la manera en que se propagan los gérmenes.
  • En caso de necesitar toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo descartable y desecharlo inmediatamente. Luego lavarse las manos o higienizar con alcohol en gel.

¿Cuál es el beneficio de la vacunación global en Trabajadores?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la gripe afecta alrededor del 5-30% de la población cada año. Una revisión de la literatura muestra que entre el 1% y el 26% de las personas comprendidas entre 18 y 64 años pueden estar infectadas anualmente por la gripe. Sin embargo, la tasa de ataque varía según la población, el grupo de riesgo, el entorno del trabajo y el hábitat. Existen factores ambientales tales como: polvo ambiental, humedad relativa muy baja, temperaturas extremas, gran concentración de personas,  entre otras, que favorecen la diseminación viral.

Se estima que, la gripe es responsable del 10% del ausentismo laboral durante la época invernal. Estudios prospectivos demostraron que la vacunación antigripal en los trabajadores permite una reducción de:

  • 44% en el número de visitas al médico por infecciones respiratorias.
  • 25% en los casos de infecciones del Tracto Respiratorio Superior.
  • 43% número de días de trabajo perdidos.

La vacunación antigripal es el medio más efectivo contra la gripe en función al costo-beneficio, ya que reduce el número de jornadas pérdidas por bajas transitorias y casos de ausentismo. La recomendación internacional sugiere que, las campañas de vacunación en las empresas deben promocionarse y dirigirse hacia todos los estamentos, puesto que su eficacia demuestra que es el medio de lucha contra la gripe. La vacunación en el lugar de trabajo puede reducir el ausentismo laboral y la pérdida de producción por la gripe en casi un 70% (la eficacia de la vacuna), sin incluir la disminución del riesgo de contagio por empleados que, a pesar de estar infectados, acuden al trabajo.

Es fundamental concientizar a todos y cada uno de los trabajadores de la importancia de su vacunación anual contra la gripe, en especial enfatizar aquellos sujetos de riesgo con el fin de evitar posibles complicaciones.