Es importante tener en cuenta que los niños tienen más probabilidades de sufrir lesiones involuntarias, que de padecer cualquier otra enfermedad grave. Estas lesiones pueden evitarse, por eso es importante saber cómo prevenirlas y proteger a tu hijo, ya que esta responsabilidad depende enteramente de nosotros.

Consejos durante el internado

En el caso que el niño o bebé esté internado, también se deben tener en cuenta una serie de recomendaciones para cuidar su bienestar y prevenir posibles accidentes durante el periodo de internación:

  • Las barandas de la cuna siempre deben permanecer elevadas de ambos lados, aún en presencia de los padres
  • Si tu bebé está en incubadora, controlar que las puertas siempre queden bien cerradas
  • Antes de alimentar o cambiar a tu bebé, es importante reunir todo los elementos que necesitas
  • Si se encuentra conectado a equipos, solicitar ayuda para tomarlo en brazos
  • Avisar al personal de salud al momento de retirarse de la sala, para que el el niño no quede sin supervisión
  • Cuando levántes a tu hijo, asegúrate de utilizar calzado con suela de goma
  • Acompañar a tu hijo al baño
  • Caminá con tu hijo tomado de la mano y evitá que corra por los pasillos

Recomendaciones: elementos calientes

  • En la cocina usar las hornallas de atrás y no dejar mango de sartenes u ollas cerca del borde
  • No dejar el mate, la pava o el termo a su alcance
  • Protegerlos del contacto con hornos, estufas y calefactores

¿Qué hacer en caso de quemadura?

  • Colocar la zona quemada bajo el agua fría
  • No aplicar cremas ni otros productos
  • Cubrir la herida con una venda o un trapo limpio y seco
  • Concurrir a la guardia