Las manifestaciones gastrointestinales son muy frecuentes en los lactantes, lo que llena de dudas y ansiedades a la familia, y se convierten en uno de los motivos más frecuentes de consulta en pediatría.

La prevención empieza en casa

Es importante controlar el buen funcionamiento del sistema digestivo en los primeros años de vida del lactante, ya que es esencial para su normal crecimiento y desarrollo. Algunas de las afecciones gastrointestinales más frecuentes pueden ser: reflujo gastroesofágico, alergia a las proteínas de la leche de vaca o diarrea.

Es importante que los papás estén atentos a los síntomas que presenta el niño y realicen una consulta al pediatra, para cuidar el bienestar del bebé.

¿Cómo evitar la contaminación de los alimentos?

Muchas de las afectaciones gastrointestinales de los lactantes se deben a la ingesta de alimentos contaminados. La contaminación bacteriana depende de varios factores como: la forma de elaboración, la manipulación, la contaminación ambiental, en especial el agua, además de la temperatura a la que se conserva un alimento. Por ello es necesario tomar algunas precauciones e incorporar algunas conductas para evitar la intoxicación por alimentos:

  • Mantener la higiene en el hogar: lavar y separar los utensilios y usar agua potable o hervida para la preparación de alimentos. No olvidar lavarse las manos después de ir al baño.
  • Cocinar los alimentos a temperatura y tiempo adecuados.
  • No utilizar en menores de 3 años alimentos no pasteurizados como miel, mayonesa o conservas.
  • Conservar los alimentos en un lugar limpio, seco y fresco.
  • Tener por separado los alimentos crudos de los cocidos y taparlos con recipientes.
  • No utilizar insecticidas u otros tóxicos cerca de los alimentos o de los utensilios de cocina.

Los trastornos digestivos durante los primeros meses de vida son frecuentes, y en muchas ocasiones se deben a la inmadurez del sistema digestivo, pero siempre es necesario consultar al pediatra para diagnosticarlos y tratarlos a tiempo, a fin de cuidar la salud y asegurar el normal desarrollo del lactante.

ARTICULOS SIMILARES