Para introducir el tema, es conveniente comenzar explicando que el sueño considerado normal se caracteriza por ciclos recurrentes de sueño sin movimientos rápidos del globo ocular (NREM) seguidos por sueño con movimientos rápidos del globo ocular (REM), y cada ciclo dura alrededor de 70-90 minutos en los adultos.

Sueño NREM se divide en tres estadios:

  • Estadio 1: es el estadio más liviano, y por lo general, es un estadio de transición. Está asociado con quedarse dormido y se relaciona con movimientos corporales y excitación. Las personas pueden ser despertadas fácilmente y los patrones de pensamiento están aún asociados con la actividad del día. Si son despertados durante este estadio suelen referir que no estaban durmiendo e indican conocimiento de cosas que estaban ocurriendo alrededor de ellos.
  • Estadio 2: es un estadio más profundo, las personas que son despertadas durante este estadio tienen pocos o ningún recuerdo.
  • Estadio 3: es el más profundo y es muy difícil obtener algún recuerdo de este estadio, en parte, debido a que las personas se despiertan muy lentamente.

En el sueño REM, los ojos se mueven rápidamente por debajo de los párpados. Hay una pérdida del tono muscular, lo que provoca una parálisis generalizada, excepto por movimientos de pequeños músculos periféricos. Por ejemplo, al mirar a un perro o gato dormir pueden verse pequeños movimientos en sus patas o garras que llevan a preguntarse qué estarán soñando o por qué actúan así. Esta parálisis permite una expresión segura del material del sueño, impidiendo que las personas actúen sus sueños.

Los recién nacidos no experimentan estadios del sueño como los adultos, sino que es descripto como tranquilo (equivalente a NREM), activo (equivalente al REM sin perdida del tono muscular, se visualiza como muecas, actividad de succión, movimientos oculares) o indeterminado. Los lactantes recién nacidos duermen, aproximadamente, 16 horas por día en episodios de 2-4 horas. El tiempo de sueño de los recién nacidos disminuye en el transcurso del primer año y continúan durmiendo siestas regularmente hasta los 2 a 3 años de edad. Entre los 2 y los 5 años, el sueño se consolida y se reduce a 10 horas, y la mayoría de los niños de 3 a 5 años de edad abandonan las siestas.

El periodo de sueño más prolongado tiende a ocurrir durante la noche ya hacia los 6 meses de edad. Por último llegando a la adolescencia el promedio de horas dormidas es de 8,5.

Los tipos de sueños

Los sueños ocurren tanto en el periodo REM como en el NREM, pero sus características son diferentes. En el periodo NREM son concretos y más lógicos, el recuerdo es menos elaborado y tienden a estar relacionados con actividades que normalmente ocurren durante el día. Los sueños que ocurren durante el periodo REM son menos lógicos, más elaborados, están asociados a experiencias emocionales, y por lo general, es más fácil recordarlos.

  • 0-12 meses: periodos más cortos que los adultos – Contenido desconocido
  • 12-18 meses: asociación con miedos de la vigilia
  • 2 años: comienzan los recuerdos – En la mayoría de los casos, el contenido se relaciona con hechos emocionalmente significativos del día previo
  • 3-5 años: imágenes negativas identificables con facilidad
  • 5 años: aumento de la complejidad, que puede reflejar la realidad
  • 10-12 años: experiencias tales como placer, olfato y tacto
  • Adolescencia: contenido crecientemente repetitivo o continuo

ARTICULOS SIMILARES