¿Dónde se producen las lesiones no intencionales en la escuela?

Las lesiones no intencionales (antes llamadas accidentes) se producen más frecuentemente en:

  • Los recreos
  • La clase de educación física
  • Aulas y talleres
  • Los baños
  • Durante la entrada y salida de la escuela
  • Otros lugares: las escaleras, los árboles, las cercas, los pasillos, los toma corrientes.

¿Cuáles suelen ser las causas de estas lesiones?

Las causas de estas lesiones en la escuela están determinadas por la curiosidad, hiperactividad, descuido y desconocimiento de los riesgos en la escuela por parte de los niños.

Los niños mayores y jóvenes están también muy expuestos por el ímpetu en su comportamiento. La violencia es también una causa frecuente de lesiones, por lo cual el comportamiento agresivo de los alumnos no es un tema menor.

¿Cuán frecuentes son estas lesiones?

Se estima que el 5% de la población estudiantil sufrirá algún tipo de lesión asociada a actividad escolar. Es decir 4/5 de cada 100 alumnos serán parte de la estadística de este tipo de lesiones.

Las lesiones leves constituyen el 85% del total, las lesiones moderadas el 14% y el resto son lesiones graves.

¿A qué edades son más frecuentes las lesiones no intencionales?

Observamos un incremento en la frecuencia de estas lesiones a medida que los niños son mayores y participan más en distintos tipos de juegos. Esto aumenta el grado de exposición ya que muchos de estos juegos son más agresivos y porque empiezan a practicar deportes que aumentan la tasa de accidentes.

A su vez, hay una mayor proporción de varones – sobre todo en los primeros años escolares – que sufren este tipo de lesiones.

¿Qué medidas preventivas pueden tomarse?

En los momentos de entrada y salida del colegio:

  • El tránsito vehicular deben tener una velocidad reducida y fiscalizada.
  • Los transportes escolares deben estacionar en lugar seguro y que permita acceso de la vereda al interior de la escuela en forma directa.
  • Las autoridades escolares deben diagramar una salida gradual, no apresurada y controlada más aún si hay escaleras en el trayecto.
  • Todo elemento escolar (mochilas, portafolios, carritos, etc.) constituye un riesgo en el momento de la salida cuanto más pequeños son los niños.

En el aula

  • Los desniveles o escalones que pudieran existir deben estar resaltados con colores llamativos (amarillo y negro según normas internacionales).
  • Los pisos no deben estar encerados, plastificados, ni siliconados.
  • Los pupitres plegables no deben ser accionados por los más pequeños y los niños mayores deben hacerlo siempre supervisados.
  • Lo ideal es que el aula tenga dos puertas con aberturas hacia afuera para una eventual evacuación de la misma.
  • Las ventanas y persianas (con cualquier mecanismo) deben ser accionadas por personal del colegio.

En los baños:

  • Los sanitarios del tamaño y altura para adultos representan un riesgo para niños pequeños y deben estar debidamente fijados a la pared y el piso.
  • El piso mojado y la superpoblación de los baños durante el recreo y los juegos de cualquier índole aumentan el riesgo de lesiones no intencionales en el baño.
  • Nunca dejar a un niño pequeño solo en el baño durante horas de clase. Un adulto debe siempre vigilarlo.

En los recreos:

  • Tanto la salida como la entrada de los niños debe ser tranquila, gradual sin empujones.
  • Los patios y galerías donde transcurre el recreo deben tener piso adecuado, seguridad eléctrica y ausencia de obstáculos.
  • La convivencia de distintos grupos de edades aumenta el riesgo de traumatismos en general.
  • En los días de lluvia o nieve si los espacios libres no ofrecen garantías es preferible que el recreo transcurra en el aula.

¿Cuáles son los diagnósticos más frecuentes frente a las lesiones no intencionales?

  • lesiones de muñeca y mano
  • traumatismo superficial de la cabeza
  • luxación, esguince y desgarros de articulaciones y ligamentos de tobillos y pie
  • fractura a nivel de la muñeca y de la mano
  • heridas en la cabeza
  • fractura de antebrazo
  • traumatismo leve de la pierna