Más de 500.000 chicos en Argentina mojan la cama, 4 de cada 5 padres ignoran el problema y esperan que se resuelva por sí solo.

¿Qué es la enuresis?

La enuresis nocturna es el término médico para denominar al hecho de que los niños se orinen en la cama. Se define como “micción involuntaria durante el sueño, que ocurre en niños mayores de cinco años de edad y que no tienen ningún tipo de enfermedad o problema a nivel del sistema nervioso central”. La enuresis en niños mayores de cinco años no es una condición trivial y requiere de una evaluación adecuada, tratamiento médico y en muchos casos psicológico.

¿Cuál es el impacto de orinarse en la cama?

  • La enuresis puede ser muy angustiante para los niños y sus padres.
  • Los niños con enuresis tienden a experimentar una sensación de vergüenza.  A menudo se aíslan y evitan actividades sociales. Además, pueden padecer situaciones de burla por parte de amigos, familiares y tener sentimientos de baja autoestima en una edad en la que deberían tener intacta la imagen de sí mismos, ya que ello es extremadamente importante para el desarrollo óptimo de su personalidad.
  • La condición afecta al grupo familiar, porque también los padres se sienten frecuentemente avergonzados y estresados por lo que le sucede a su hijo. La falta de conocimiento sobre esta condición es lo que puede hacer que los padres estén intolerantes e irritables ante el hecho, que el niño se sienta fracasado y avergonzado.
  • Más de la mitad de los padres no permiten a sus hijos pasar las noches fuera de casa, entendiendo que de ese modo evitan el tema y la vergüenza. Esto hace que los niños que se orinan en la cama con frecuencia, se pierdan actividades como dormir fuera en casa de amigos, viajes escolares, campamentos y en muchos casos incluso se evita que vayan a casa de sus abuelos.
  • Si los niños que mojan la cama no son tratados de manera adecuada, la enuresis puede persistir hasta la adultez, lo que lleva a que 1 de cada 10 niños tengan el problema de por vida.
  • El tratamiento oportuno y consistente puede prevenir el deterioro psicológico del niño, permitiendo el desarrollo normal de la infancia, así como llevar ayuda práctica para la familia.

¿Qué causa el orinarse en la cama?

  • Las causas de la enuresis no son totalmente conocidas. El 80 % de los padres cree que las principales causas de que su hijo moje la cama son psicológicas, como por ejemplo el estrés y la preocupación. Sin embargo, la enuresis puede considerarse como un síntoma que resulta de una combinación de diferentes factores:
  • Un sueño profundo, disminución de la capacidad de despertar con el ruido o contracciones de la vejiga.
  • Poliuria nocturna, la producción de un volumen anormalmente grande de orina durante el sueño.
  • Disfunción de la vejiga, menor capacidad de retener orina o vejiga hiperactiva.
  • Historia familiar de enuresis , los padres de casi dos tercios de los niños que se orinan en la cama sufrieron la misma condición.

¿Qué deben hacer los padres si su hijo moja la cama con regularidad?

En primer lugar, lo importante es que los padres asuman lo que le está pasando al niño y hagan la consulta al especialista médico (Pediatra, Urólogo ó Nefrólogo infantil), estando atentos y respondiendo a las indicaciones de tratamiento. La actitud de los padres hacia el niño es clave ya que será de gran ayuda en el tratamiento. Es fundamental que los padres no tomen actitudes extremas en relación a dicho síntoma, por lo tanto:

  • No ignorar el problema, haciendo de cuenta que nada pasa.
  • No tomar una actitud exagerada y una preocupación excesiva que en general es acompañada de angustia en los padres y ansiedad en los niños, reduciéndose así la posibilidad de solucionar el problema.

Entonces…¿Qué actitud es recomendable tomar?

Ser pacientes y tolerantes con los niños. Brindarles confianza y apoyo.

Evitar burlas, castigos y humillaciones

Recordemos que los niños con enuresis en general se sienten avergonzados por amanecer mojados sin poder controlar el síntoma por sí solos. Todo tipo de burla o castigo traería aparejado una disminución en su autoestima y un gran nivel de frustración, por lo que humillarlos estaría afirmando ese lugar en el que se ubican y no los estaríamos ayudando.

No sobreprotegerlos, dándoles a entender que no pasa nada…

No es recomendable ser condescendientes con ellos a fin de que no sufran, ya que eso podría anular en ellos la iniciativa al cambio y por ende la posibilidad de hacer algo para solucionar el problema.

Hablar abiertamente de lo que sucede

Se trata de hablar del tema con los niños. Reforzando su confianza y asegurándoles que lo que les pasa es normal y que con tiempo y esfuerzo, todo va a estar bien.

Evitar generarles miedos y temores, con respecto a lo que los aqueja

Hay que ayudar a los niños a que entiendan que nada malo les ocurrirá si aparecen mojados por la mañana, evitándoles temores y tratando de que entiendan que hay que hacer algo para que esta situación no ocurra más.

Evitar las comparaciones con sus hermanos  o amigos y no exponerlos delante de otras personas

Esto podría fomentar su sentimiento de baja autoestima, frustración y vergüenza.

El niño debe tomar responsabilidad y autonomía en la solución del problema 

Superar la enuresis requiere del esfuerzo compartido entre los padres, el niño y el médico especialista. Es importante que el niño tome responsabilidades mínimas de su edad (control de líquidos nocturnos, hacer pis antes de ir a la cama, etc.)

No es aconsejoble usar pañales

Un niño de 6 años que quiere dejar de mojarse no puede ser un “bebé con pañales”. Es importante ayudar al niño a buscar una solución al problema.

Ante todo tener paciencia y acompañar al niño en este proceso.