• Evitar el sol directo entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.
  • Evitar la exposición directa al sol de los niños menores de un año. Si hay que salir protegerlos con gorra y pantalla solar.
  • Ofrecer líquidos más frecuentemente para mantener una adecuada hidratación.
  • Optar por ropa clara y holgada.
  • No olvidar nunca llevar gorra, sombrero, capelina o lo que más te guste para evitar el sol directo en la cabeza.
  • Siempre usar protector solar, con factor de protección de 15 o más.
  • Observar la propia sombra: si es corta o no se ve, significa que es pleno mediodía.

¡Resguardate del sol!