Para que nuestros bebés jueguen sin peligro debemos tener en cuenta su edad, su grado de maduración, su interés y habilidades, el espacio donde puede jugar y la presencia de otros hermanos.

Los juguetes deben ser suaves, fáciles de agarrar, livianos, lavables, no inflamables, no tóxicos, irrompibles y durables.
Siempre debemos pensar en que sea divertido pero seguro para evitar lesiones.

Los juguetes son una muy buena oportunidad para compartir con ellos y conectarse plenamente en todos los sentidos sin que esto se transforme en un riesgo. Siempre debemos cuidarlos, es nuestra responsabilidad como papás. Le recomendamos a los abuelos y otros cuidadores adultos responsables, todas las medidas de seguridad.

Para evitar asfixias y estrangulamientos


• Los juguetes y sus partes desarmables no deben ser pequeños. Los niños del primer año de vida suelen llevarse todo a la boca.
• Dejar fuera del alcance de los niños todos los objetos que midan menos de 5 cm.
• Comprobar que los juguetes ofrecidos no tengan parte que puedan desprenderse (botones, ojos, pilas, perillas, orejas de los juguetes ) y que los niños pueden llevarse a la boca.
• Evitar los juguetes que tengan sabores o perfumes.
• Los muñecos y animales de peluches deben poseer costuras firmes y la felpa debe ser corta.
• Las manijas deben tener un largo que no permitan que lleguen a la garganta o la tráquea.
• Es fundamental retirar los juguetes de la cuna cuando los niños duermen.
• Nunca hay que dejar que los niños jueguen a cualquier edad con globos rotos o desinflados o bolsas plásticas
• Tampoco hay que dejar que duerman con juguetes que funcionen con pilas o baterías.
• El relleno de los juguetes no debe tener pelotitas pequeñas.
• Cuando se abre un juguete nuevo hay que tirar inmediatamente los envoltorios.

Para evitar las intoxicaciones


• La pintura de los juguetes no debe desprenderse y las tintas de colores no deben desteñir.
• Algunos componentes de juguetes blandos pueden provocar alergias por lo que debemos leer las recomendaciones del fabricante y estar atentos a eventuales reacciones de la piel o de las vías respiratorias.
• Hay que estar atentos a las pilas o baterías pequeñas que pueden escapar del juguete por caída espontánea del mismo o rotura y quedar al alcance para llevarlo a la boca.
• Deben evitarse todos los juguetes de plomo (si bien están prohibidos en nuestro país, pueden ser traídos de regalo de otro lugar)

Para evitar estrangulamientos

• Las cuerdas de los colgantes para cunas o carritos no deben superar los 22 cm.
• Las cuerdas de los juegos de arrastre no deben superar los 30 cm.Es muy importante que enseñemos a los niños o hermanos mayores a mantener alejados los juguetes que no son seguros para los niños pequeños.

Para evitar las heridas


• Las flechas o espadas con punta de metal o plásticas no son juguetes para niños, deben evitarse a cualquier edad.
• Los juguetes como pistolas u otras armas de fuego no son juguetes, promueven la violencia en todas sus formas.
• Los juguetes de metales no deben tener ranuras ni bordes mal terminados. Tampoco deben quedar a la intemperie para evitar que se oxiden.
• Los juguetes no deben tener bordes filosos ni puntiagudos ni astillados.
• Los juguetes de plástico de mala calidad suelen romperse, quedando bordes en punta o filosos.
• Los autos, aviones y helicópteros deben tener terminaciones blandas y redondeadas y las hélices deben estar firmes en su lugar.
• Los juguetes no deben tener bisagras ni resortes que puedan atrapar los dedos.
• Es conveniente que los juguetes sean irrompibles o durables.
• Siempre es necesario eliminar los juguetes rotos.
• Ningún juguete debe ser pesado para los bebés.
• Los juguetes no deben ser demasiado ruidoso para los niños.
• En el primer año de vida evitar el contacto con mascotas.

Para evitar quemaduras y electrocuciones


• Los juguetes eléctricos no son convenientes antes de los 8 años.
• Las baterías o transformadores de cualquier juguete que utilicen electricidad no deben ser mayores de 24 voltios.
• Los veladores y lámparas con motivos infantiles no son juguetes y deben estar fuera del alcance del niño e incluso de los hermanos mayores.Ante cualquier duda, consulte con su pediatra sobre la conveniencia y seguridad de los juguetes.Es fundamental disfrutar el momento del juego y del juguete como forma de vincularse con los bebés, todo ello facilita la maduración de las distintas funciones motrices, sensitivas y sensoriales (de los 5 sentidos: vista, olfato, gusto, audición y tacto) pero siempre bajo la supervisión de un adulto mayor responsable nunca por niños o hermanos mayores.Los juguetes y el juego no son inocuos deben ser controlados por los papás.