El osteosarcoma es un tipo de cáncer, que se desarrolla en células formadoras de hueso.  Se presenta con mayor frecuencia en niños, adolescentes y adultos jóvenes.

La localización más frecuente donde se desarrolla es en huesos largos de brazos y piernas (alrededor de la rodilla), aunque puede desarrollarse en cualquier otro hueso

El osteosarcoma puede tener crecimiento local, propagarse a tejidos cercanos o hacer metástasis (diseminación) a otras partes del cuerpo.

Causas

Se desconoce la causa exacta de esta enfermedad, se proponen algunas causas como mutaciones en el ADN y factores de riesgo tales como: tratamiento previo con radiación para otro cáncer, lesiones óseas benignas, trastornos hereditarios

Signos y síntomas

Se presenta en formas muy variadas. El síntomas mas común es el dolor en el hueso afectado, que se acentúa en la actividad. Se describió como un dolor sordo en el hueso o articulación. También presenta hinchazón o edema en la zona periférica a la lesión. Cojera.  Impotencia funcional.

Es importante que consulte a su médico para obtener un diagnóstico.

Diagnostico

Es importante realizar una historia clínica completa.

El médico examinara el lugar de la lesión, edema o tumoración.

Este tipo de tumor por lo general se observa en la radiografía simple. En otras oportunidades es necesario evaluar al paciente con otros métodos de imágenes, ya sea tomografía computada o resonancia magnética. Que tienen utilidad para determinar la situación de los tejidos periféricos a la lesión y si esta se ha diseminado a distancia

La biopsia (por aguja o con una cirugía) es otro método que ayudara al médico a saber el estirpe de la lesión y diferenciarla de otra que se presente de forma similar. De esta forma se conoce más precisamente el tejido, y que tratamiento serán validos.

Tratamiento

El tratamiento específico se basara en:

La edad, el estado general del paciente. Tolerancia a determinados medicamentos o procedimientos. Extensión de la enfermedad.
El tratamiento puede incluir: Radioterapia. Quimioterapia (para eliminar el tumor, o hacerlo más pequeño) . Cirugía (biopsia, resecciones parciales o totales, reconstrucciones). Rehabilitación. Colocación de prótesis.

En la mayoría de los casos el tratamiento es una combinación de las prácticas ya nombradas.