Definición


Las convulsiones son movimientos involuntarios del cuerpo que alternan períodos de contracción y relajación muscular, localizados o generalizados, que se producen por un cambio repentino de la actividad eléctrica normal del cerebro, durante la cual las células nerviosas o neuronas descargan estímulos de manera incontrolable.

Se habla de epilepsia cuando estas crisis convulsivas se repiten a lo largo del tiempo, sin causa aparente.

La mayoría de las convulsiones duran entre 30 segundos a 2 minutos y no causan ningún daño. Si duran más de 5 minutos o si una persona tiene convulsiones continuas y no recupera la conciencia entre las mismas se tratará de una urgencia médica y requerirá tratamiento tan pronto como sea posible. Este estado se conoce como estado de mal epiléptico y supone un riesgo para la vida de la persona que lo padece.

Causas y Factores de riesgo


-          Tumores cerebrales

-          Infecciones del sistema nervioso (meningitis)

-          Fiebre

-          Traumatismo craneal

-          Condiciones genéticas

-          Accidente cerebrovascular

-          Tóxicos, entre ellos fármacos, alcohol, drogas

-          Trastornos metabólicos

Cuando no se puede identificar ninguna causa se habla de convulsiones idiopáticas.

Síntomas y signos


  • Crisis generalizadas:

-          Pérdida de conciencia

-          Caídas

-          Movimientos musculares involuntarios

-          Pérdida de control de esfínteres (pérdida de orina y materia fecal involuntaria)

-          Cambios en el comportamiento

Luego de las crisis:

-          Confusión

-          Mareos

-          Dolor muscular

-          Somnolencia

 

  • Crisis localizadas (conocidas como ausencias y crisis parciales simples)

-          Contracciones musculares en una parte específica del cuerpo, bruscas

-          Náuseas

-          Mirada perdida

-          Cambios en la percepción visual, sabor, olor (síntomas que preceden las convulsiones, también llamados auras)

Diagnóstico


El diagnóstico es fundamentalmente clínico, es decir, el médico le pedirá a algún familiar o persona que haya presenciado sus crisis que describa con exactitud lo ocurrido durante la convulsión, si los movimientos son generalizados o localizados, desviación de la mirada, pérdida del control de esfínteres, duración del episodio.

A la hora de solicitar estudios, se comenzará por análisis de sangre para descartar infección y trastornos metabólicos, luego una tomografía de cráneo o resonancia magnética nuclear y electroencefalograma, el cual se realiza para graficar y monitorizar la actividad eléctrica de las células nerviosas a través de electrodos que se colocan en el cuero cabelludo.

Tratamiento


El objetivo primordial de cualquier tratamiento es la prevención de nuevas crisis convulsivas.

Cuando la causa es conocida, se debe tratar la misma (abuso de sustancias, entre ellas alcohol y drogas, alteraciones de los componentes de la sangre, infecciones, etc)

Cuando la causa no es conocida, generalmente se indican fármacos llamados antiepilépticos, los cuales los debe indicar un especialista en neurología. Entre las drogas más usadas podemos nombrar fenitoína, carbamazepina, fenobarbital, ácido valproico.

Generalmente se toman vía oral, y se ajusta la dosis según indicación médica.

Si se trata de estado epiléptico, se debe administrar medicamentos en forma urgente, de elección por vía intravenosa.

Entre los efectos secundarios más frecuentes que éstos pueden producir podemos nombrar malestar gastrointestinal, somnolencia, mareos, temblor, trastornos de visión.

Se debe tener en cuenta que son medicamentos que no se deben utilizar durante el embarazo, por lo tanto aquellas mujeres que deseen quedar embarazadas deben hablar con su médico de cabecera para que el embarazo sea planificado.

Existen métodos quirúrgicos, los cuales tienen como finalidad la extirpación de aquellas células cerebrales anormales que causan las convulsiones.

¿Cuándo consultar con un profesional médico?


Se debe acudir a la consulta médica cuando:

-          Se trata del primer episodio convulsivo

-          La convulsión dura más de 5 minutos.

-          Las convulsiones son seguidas en pocos minutos

-          Si ocurren lesiones durante una convulsión

-          Período pos convulsivo prolongado (la persona no recupera su estado habitual de conciencia luego de 30 – 60 minutos)

-          La persona no se despierta o tiene un comportamiento anormal después de una convulsión

-          La persona tuvo una convulsión en el agua

-          Convulsiones en pacientes embarazadas

-          Se trata de una convulsión más larga de las que la persona habitualmente presenta

A tener en cuenta

-          No manipular maquinaria peligrosa

-          Evitar actividades peligrosas (estar solo, alturas, deportes extremos)

-          Tomar siempre la medicación según indicación médica, a tiempo y en las dosis indicadas

-          Descansar bien

-          Dieta saludable

-          Evitar consumo de drogas y alcohol

 

¿Qué hacer cuando una persona presenta una convulsión?


Cuando una persona presenta una convulsión, lo más importante es protegerla de una lesión.

-          Mantener la calma, tranquilizar a otras personas que estén cerca

-          Evitar la caída de la persona que está convulsionando

-          Colocar a la persona en una región segura, despejar el área de muebles y objetos filosos con los cuales pueda golpearse

-          Proteger la cabeza, colocando algo que pueda servir de amortiguador para los golpes (ropa, almohada, etc)

-          Aflojar ropa ajustada, quitar lentes en caso de que los use

-          Colocarla de costado (en caso de vómitos, con esta posición evitamos la broncoaspiración, es decir el pasaje de contenido gástrico a la vía respiratoria)

-          No trate de contenerla o evitar que se mueva

-          No colocar nada en la boca de la persona, no trate de agarrar la lengua, puede causar mayor daño (la persona NO se traga la lengua)

-          Permanecer junto a la persona hasta su recuperación o hasta la llegada del médico

-          Siempre constatar la duración de la convulsión, si dura más de 5 minutos se debe llamar al servicio de emergencias.

ARTICULOS SIMILARES