Conceptos útiles

-Hipertensión arterial:

Tensión arterial sistólica ≥ 140 mmHg y/o tensión arterial diastólica ≥ 90 mmHg, en dos tomas separadas 6 horas tras 10 minutos de reposo.

-Hipertensión crónica:

En este caso los niveles de tensión arterial se encuentran elevados previo al embarazo o se diagnostica antes de las 20 semanas de gestación. Puede ser perjudicial para el desarrollo fetal. La medicación antihipertensiva que utiliza la paciente previa al embarazo puede requerir modificaciones por estar contraindicadas durante el embarazo. En otras ocasiones las pacientes deben suspender el tratamiento por normalización de la tensión arterial en el periodo gestacional. Debe consultar con su médico para adecuar el tratamiento.

-Hipertensión inducida por el embarazo:

Este concepto se refiere a la aparición de hipertensión por primera vez durante la gestación luego de las 20 semanas. Este tipo de hipertensión se normaliza poco después de dar a luz y se considera transitoria, si no lo hace luego de las 12 semanas postparto se considera hipertensión crónica.

-Preeclampsia:

Hipertensión gestacional acompañada de la presencia de proteínas en orina y/o estudio ECO Doppler uterino patológico. Es una afectación grave, que puede causar alteraciones en el crecimiento fetal, generar la finalización prematura de la gestación y hasta poner en riesgo la vida del feto y/o de la madre. Afecta a múltiples órganos entre ellos riñones, hígado, corazón, cerebro y ojos. En los casos en los que ocurren convulsiones se denomina eclampsia.

¿Cómo ocurre?

Se desconoce la causa de este trastorno, a pesar de lo cual podemos identificar ciertos factores de riego:

-Edad mayor a 35 años

-Embarazo múltiple

-Primer embarazo

-Preeclampsia en embarazos previos: mayor riesgo cuanto menor edad gestacional haya tenido al diagnóstico.

-Hipertensión crónica previa

-Enfermedades asociadas (ej.: diabetes, afectación renal, etc.)

-Obesidad

-Presencia de enfermedades autoinmunes

¿Cuáles son los síntomas principales?

Los signos y síntomas principales de esta patología son los siguientes:

-Aumento rápido de peso (en un período de 1 a 2 días, más de 1 kg por semana)

-Hinchazón en manos y cara (edema), cabe aclarar que edema leve en pies y tobillos se considera normal durante la gestación.

 

¿Cuáles son los signos y síntomas de preeclampsia grave?

Se puede hablar de gravedad ante cualquiera de los siguientes hallazgos.

- Tensión arterial sistólica ≥ 160 mmHg y/o tensión arterial diastólica ≥ 110 mmHg en dos ocasiones separadas por 6 horas con la paciente en reposo. Por encima de 180 mmHg de tensión arterial sistólica o 120 mmHg de tensión arterial diastólica en dos ocasiones separadas por 30 minutos son diagnósticas de hipertensión HTA severa.

- Síntomas prodrómicos de eclampsia persistentes: dolor de cabeza intenso, alteraciones visuales (luces centellantes, molestias visuales al observar la luz, visión borrosa, etc.), estupor, dolor abdominal derecho por debajo de las costillas, náuseas y/o vómitos.

- Proteínas en orina: ≥ 3g/orina 24 horas.

- Disminución de la diuresis o frecuencia urinaria.

- Insuficiencia renal.

- Edema de pulmón o cianosis (coloración azul de las extremidades corporales)

- Función hepática alterada, con enzimas hepáticas elevadas.

- Plaquetas por debajo de 100.000 mm3

- Hemólisis

- Alteraciones en el crecimiento fetal intrauterino

¿Cómo se diagnostica?

-Cuando su médico detecte hipertensión arterial luego de la semana 20 de la gestación, interrogara sobre aumentos de peso o edemas en manos y cara, luego sobre aquellos síntomas de preeclampsia grave, concurrido el interrogatorio solicitara exámenes complementarios, un cuadro de preeclampsia viene acompañado de proteínas en orina y/o ECO Doppler uterino patológico

¿Qué exámenes complementarios se solicitan?

-Se debe objetivar la salud fetal, se puede realizar ecografía fetal o monitoreo fetal con cardiotocografia en reposo.

-Laboratorio: se solicitará

  1. Enzimas hepáticas: la cuales se elevan en esta patología.
  2. Función renal, la cual puede estar alterada. Creatinina sérica y acido úrico.
  3. Análisis de orina: hallazgo de proteínas en orina.
  4. Plaquetas, que pueden encontrarse disminuidas.
  5. Coagulación sanguínea.

Complicaciones

Las complicaciones maternas son graves pero infrecuentes. Entre ellas encontramos: sangrados, ruptura del hígado, accidente cerebrovascular, y más raro aun, muerte materna.

¿Cómo se trata?

La finalización de la gestación es, actualmente, el único tratamiento eficaz de la preeclamsia. Esta puede llegar a ser indicada cuando se ha alcanzado la maduración fetal suficiente, por lo general luego de las 37 semanas. Es preferible la vía vagina del parto, siempre que sea posible.

Preeclampsia leve

-El ingreso hospitalario no es imprescindible si no se objetiva sufrimiento fetal y la paciente concurre a los controles correctamente. En algunos casos se requiere internación para complementar el diagnóstico y valorar el sufrimiento fetal.

-Se requiere control gestacional semanal desde el diagnostico.

-Reposo relativo, principalmente en cama, acostada sobre el lado izquierdo del cuerpo.

-Control de tensión arterial, peso y proteinuria cualitativa (orina espumosa) cada 24hs

-Control de laboratorio cada 1 o 2 semanas: hemograma, función renal y hepática, ácido úrico, ionograma, plaquetas, coagulación, PCR, proteínas en orina.

-Control de bienestar fetal cada 1 o 2 semanas: se puede realizar a través de ecografía fetal o monitoreo fetal con cardiotocografia en reposo.

-El tratamiento con fármacos hipotensores no se recomienda en todos los casos de preeclampsia leve. Se sugiere mantener valores de tensión arterial diastólica entre 90mmHg y 105mmHg.

-Entre las 37 y las 40 semanas de gestación debe valorarse la finalización de la gestación.

Preeclampsia grave

La internación es requerida para valorar el estado de salud maternofetal y objetivar la necesidad de administrar un tratamiento.

Valoración clínica de la paciente

- Medición de la tensión arterial cada 5 minutos hasta la estabilización del cuadro, luego cada 1 hora.
- Exploración médica general y obstétrica (incluyendo cardiotocografia en reposo).

-En caso de encontrarse dentro de las semana 24 a la 34.6 de la gestación, se realizara maduración pulmonar fetal.

-Hidratación y control de diuresis

-Laboratorios

¿Se requiere tratamiento farmacológico de la hipertensión?

-Se debe tratar la hipertensión arterial severa, tensión arterial diastólica > 110 mmHg, con el objetivo de mantenerla preparto en valores que oscilen entre 90 y 105 mmHg y durante el puerperio por debajo de 90 mmHg. Se deben evitar descensos bruscos.

¿Se requiere prevención farmacológica de convulsiones?

Se debe indicar en aquellos casos de preeclampsia en los que se encuentran criterios de gravedad. Se utilizara sulfato de magnesio. Ante la administración de esta droga se debe mantener un control estricto del reflejo rotuliano, la frecuencia respiratoria y la diuresis, para evitar efectos adversos relacionados con la utilización del mismo.

¿Cuándo finalizar la gestación?

- Menos de 32 semanas de gestación: luego de realizar maduración pulmonar con corticoides, se procederá a la finalización de la gestación.

- Más de 32 semanas de gestación: luego de confirmar la maduración pulmonar, se puede plantear la finalización de la gestación de forma individualizada.

¿Cuáles son los Criterios de finalización inmediata de la gestación?

-Hipertensión arterial grave incontrolable a pesar de la combinación de 2 fármacos hipotensores

-Síntomas prodrómicos de eclampsia persistentes (detallados previamente), a pesar de la profilaxis de convulsiones.

-Alteraciones en el bienestar fetal y/o materno (función renal y/o hepática)

-Presencia de las complicaciones maternas previamente descriptas. El edema agudo de pulmón es una complicación grave del cuadro.

¿Cuál es el control posparto en la preeclampsia grave?

Durante las primeras 24-48h existe un riesgo máximo de edema agudo de pulmón, se requiere monitorización estricta. Se continuara con tratamiento hipotensor y en aquellos casos con síntomas prodrómicos de eclampsia se requerirá profilaxis de convulsiones.

Preeclampsia y Puerperio

En la mayoría de las pacientes se normaliza la hipertensión en los primeros días del puerperio. En los casos graves, puede demorar hasta 6 semanas.

Puede ser necesario el tratamiento hipotensor farmacológico al momento del alta. La dosis puede disminuirse a medida que se normaliza la tensión arterial, siempre bajo indicación médica.

Prevención

Se recomienda un control prenatal temprano y durante todo el embarazo en toda paciente embarazada.

Realizar un estudio Doppler uterino y un control prenatal estricto en aquellas pacientes con factores de riesgo de preeclampsia.

El riesgo de recurrencia en la próxima gestación esta entre el 10-30 %. Cuanto menor fue la edad gestacional al diagnóstico de preeclampsia, mayor riesgo de recurrencia.