¿Qué es la artritis?

  • El término artritis significa literalmente inflamación de las articulaciones (artr = articulación, itis = inflamación)
  • Existen más de 100 tipos diferentes de artritis y enfermedades asociadas.
  • La artritis provoca dolor y rigidez.
  • La artritis puede afectar a personas de cualquier edad.
  • Los signos de advertencia de la artritis pueden incluir dolor, hinchazón (a veces), rigidez o dificultad para mover una articulación. Debe consultar a su médico si presenta estos síntomas durante dos o más semanas.

Artritis séptica

La artritis séptica es un tipo de artritis  debida a una infección. Existen dos clases principales de infección  que pueden resultar en artritis: bacteriana (causada por bacterias) y viral (causada por virus). En casos raros la artritis se puede deber a una infección por parásitos u hongos.

¿Qué bacterias y virus intervienen?

La mayor parte de las infecciones causadas en adultos son por cocos gram positivos: Staphilococos aureus; Streptococus pyogenes , Diplococus Pneumoniae y Neisseria Gonorrhae.

Virus comúnmente implicados incluyen parvovirus B19, que está detrás del eritema infeccioso o quinta enfermedad en niños; virus de la rubéola; virus de Epstein–Barr que causa mononucleosis infecciosa; virus de la hepatitis B y la hepatitis C; y el virus de la inmunodeficiencia humana VIH responsable del SIDA.

¿Cuáles son los signos y síntomas clínicos?

Los síntomas de la artritis séptica difieren dependiendo de la gravedad y el tipo de infección que se trate. Las infecciones bacterianas afectan con frecuencia una sola articulación (típicamente una articulación grande, como la rodilla). Los síntomas de la artritis bacteriana son: dolor articular (moderado o severo), calor (aumento de la temperatura local), eritema (enrojecimiento) y edema (hinchazón). Cualquier movimiento de la articulación es extremadamente doloroso. A menudo tales síntomas se manifiestan rápidamente y pueden acompañarse de fiebre y escalofríos.

Los síntomas de la artritis de etiología viral dependen fundamentalmente del virus involucrado. En su mayoría se manifiestan gradualmente, causando dolor articular generalizado.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

Normalmente, los médicos confirman el diagnóstico o descartan la artritis séptica a través de un análisis de sangre o al tomar muestras de fluido de las articulaciones y examinar si existe infección. Si la infección es causada por una bacteria, las pruebas de líquido articular pueden ayudar a identificar a la bacteria en cuestión y por ende al antibiótico adecuado para el tratamiento.

¿Cuál es el tratamiento?

Se utilizan antibióticos para tratar la infección.

Descansar, levantar la articulación por encima del nivel del corazón, y aplicar compresas frías pueden ayudar a aliviar el dolor. Una vez que la articulación comience a sanar, ejercitarla puede ayudar a acelerar la recuperación.

Si el líquido articular (sinovial) se acumula con rapidez debido a una infección, a menudo se puede introducir una aguja dentro de la articulación para su aspiración. Los casos graves pueden requerir cirugía para drenar el líquido de la articulación infectada.

Pronóstico

La recuperación es satisfactoria si el tratamiento con antibióticos se realiza de manera oportuna, pero si el tratamiento se demora, se pueden producir daños permanentes en las articulaciones.

 

ARTICULOS SIMILARES