¿Qué es la miopía?

La miopía es un defecto de la visión, la palabra “miopía” viene del griego y significa “guiñar”, “cerrar los ojos”, ya que el miope ve mejor estrechando la hendidura palpebral.
El ojo miope presenta una longitud óptica superior a la normal, por ello, cuando los rayos de luz entran al ojo se enfocan incorrectamente por delante de la retina y no directamente en ella. Una persona con miopía no puede ver claramente los objetos lejanos pero sí aquellos cercanos.
La visión o agudeza visual se mide a través de la cartilla de Snellen. La agudeza visual normal es de 20/20 o 10/10. La graduación de la miopía se mide en dioptrías.

Podemos clasificar a la miopía en dos clases según la graduación:

  • Miopía simple: Es aquella que resulta del fallo de coordinación de los componentes del ojo sin que alguno de ellos sea anormal. Generalmente la graduación no sobrepasa las 6 dioptrías y suele aparecer en la adolescencia. En este caso, suele aumentar la graduación por algunos años y luego estabilizarse espontáneamente.
  • Miopía patológica: también llamada miopía magna o miopía progresiva. En este caso, la graduación es mayor a las 6 dioptrías y suele ser hereditaria o consecuencia de una enfermedad del ojo ocurrida durante la infancia, por ejemplo en niños prematuros. Aparece a corta edad y progresa rápidamente. Esta patología suele asociarse a cambios degenerativos del ojo (retinopatía miópica).

¿A quiénes afecta?

La miopía afecta a hombres y mujeres por igual. Las personas con antecedentes familiares son más propensas a presentarla.

¿Cuáles son los síntomas?

El síntoma más frecuente es la visión borrosa lejana y la necesidad de entrecerrar los ojos para poder ver mejor de lejos.
Durante la edad escolar es necesario realizar un control oftalmológico anual. También es necesario estar atento si el niño o niña presenta los siguientes signos:
- Se sienta muy cerca de la tele o de la computadora
- Lee y escribe muy cerca de la hoja
- Achica los ojos para leer algo que se encuentra lejos

¿Cómo se trata?

Luego de la visita al oftalmólogo, el profesional determinará el grado de miopía y aconsejará si es necesario el uso de corrección óptica, anteojos o de lentes de contacto.
Asimismo, también puede recomendar cirugía correctiva con láser (en pacientes mayores de 22 años y con menos de 8 a 10 dioptrías de graduación).

¿Cómo se puede prevenir la miopía?


No hay forma de prevenir la miopía, por eso el control oftalmológico anual en la edad escolar es esencial para detectarla y corregirla. Aunque no existe manera de detenerla ni de curarla, lo más importante es lograr una buena agudeza visual en el paciente para que esta patología no interfiera en sus actividades diarias.