¿Qué es el rotavirus?


Es un virus que provoca infección intestinal, siendo la causa más frecuente de diarrea severa en niños, especialmente entre los 6 meses y 5 años de vida. Puede provocar deshidratación, la que puede llegar a ser mortal.
Los adultos también pueden infectarse, aunque la enfermedad tiende a ser leve.

¿Cómo se produce la infección?


Se produce a través del consumo de agua o alimentos contaminados por el virus o el contacto con superficies en las que éste perdura (un pañal, un juguete, ropa de cama, etc).

¿Cuáles son los síntomas de la infección?


El rotavirus puede causar diarrea acuosa grave en bebés y niños pequeños. Por lo general, también tendrán fiebre, vómito y dolor abdominal. Algunos niños con rotavirus no pueden beber los líquidos necesarios para remplazar los perdidos por la diarrea o muchos vómitos durante el día. Esto puede llevar a una grave deshidratación, hospitalización y hasta a la muerte.

¿Cómo se puede prevenir?


Tomar medidas de cuidado e higiene ambiental que incluyan todos los utensilios y también los alimentos:

  • Lavarse las manos con agua y jabón, en especial después de ir al baño y/o cambiar pañales y antes de comer.
  • Consumir agua segura. Si no hay seguridad de que el agua sea potable, es preciso hervirla o potabilizarla con dos gotas de lavandina por cada litro de agua.
  • Mantener la lactancia materna durante el primer año de vida de los bebés, ya que disminuye el riesgo de contagio de esta infección en un 50%.

Vacuna contra Rotavirus: se administra oralmente, su eficacia es del 85 al 95% en la prevención de la enfermedad grave por rotavirus en bebés y niños pequeños.

ARTICULOS SIMILARES