¿Qué es el herpes genital?

El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) causada por el virus Herpes (Herpes simple tipo 1 y tipo 2). El líquido que se encuentra en las lesiones del herpes contiene el virus y el contacto con ese líquido puede causar la infección. Usted también puede contraer el herpes de una pareja sexual infectada que no tenga lesiones visibles o que no sepa que está infectada.

¿Cuáles son sus síntomas?

Las lesiones provocadas por el virus, pueden aparecer no sólo en áreas genitales cubiertas por los preservativos. sino también en áreas contiguas. Por lo tanto, es posible que dicho sistema de barrera (preservativos) no lo protejan completamente del herpes.

¿Cómo sé si tengo herpes genital?

La mayoría de las personas que tiene herpes no presenta síntomas o si los presentan son muy leves. Las lesiones del herpes genital, por lo general, se ven como una o más ampollas en los genitales, el recto o la boca. Estas ampollas se abren y dejan lechos dolorosos que pueden tardar semanas en curarse. Es frecuente que los brotes del herpes genital se repitan, en especial durante el primer año después de la infección. Los sucesivos brotes generalmente duran menos tiempo y son menos graves que el primer brote. Aunque la infección puede permanecer en el cuerpo por el resto de su vida, la cantidad de brotes tiende a disminuir con los años.

¿Cómo se diagnostica?

Se diagnostica con la inspección del área afectada. Su médico también puede tomar una muestra de la lesión para ser analizada por el laboratorio.

¿Cómo se trata?

No existe una cura para el herpes. No obstante, existen medicamentos que pueden prevenir o disminuir la duración de los brotes.

¿Qué pasa si no recibo tratamiento?

El herpes genital puede causar lesiones genitales dolorosas y puede ser grave en personas con el sistema inmunitario deprimido. Si se tocan dichas lesiones o su contenido, pueden diseminarse el herpes a otras partes del cuerpo, como a los ojos.

¿Puedo tener relaciones sexuales si tengo herpes?

Si tiene herpes, debe decirle a su pareja sexual y explicarle el riesgo que implica. Usar preservativos puede ayudar a disminuir este riesgo, pero el riesgo no desaparecerá por completo.

¿Cuál es la relación entre el herpes genital y el VIH?

El herpes genital puede causar lesiones en la piel o en la mucosa de la boca, vagina y recto. Las lesiones genitales causadas por el herpes pueden sangrar fácilmente. Cuando estas lesiones entran en contacto con la boca, vagina o recto, durante las relaciones sexuales, aumenta el riesgo de transmitir o contraer el VIH.

ARTICULOS SIMILARES