¿Qué es la infección por clamidia?

La infección por clamidia es una enfermedad de transmisión sexual (ETS), que puede afectar tanto a hombres como a mujeres. Puede causar daños graves y permanentes en el aparato reproductor y ser causa de infertilidad.

¿Cuáles son los síntomas?

Aproximadamente el 75% de las mujeres y el 50% de los hombres no presentan síntomas de infección. En el resto de las mujeres puede incluir flujo vaginal, sangrado después de las relaciones sexuales, sangrado entre los períodos de menstruación, dolor abdominal o pélvico. Mientras que en el hombre secreciones por pene, ardor al orinar, testículos adoloridos o inflamados. Tanto en hombres, como mujeres puede presentarse con secreción, picazón o dolor anal.

¿Cómo se transmite?

Durante el contacto sexual (vaginal, oral o anal) con una persona infectada, sin preservativo y de madre a hijo, en el momento del parto. 

¿Cuál es su tratamiento?

Su tratamiento consiste en la administración de antibióticos. Tanto en el hombre como en la mujer, la infección por Clamidia, a menudo se asocia con Gonorrea, por lo que su tratamiento debe estar dirigido a tratar ambas infecciones. 
En caso de no recibir tratamiento para Clamidia, esta infección puede aumentar el riesgo de transmisión del VIH y en la mujer puede además, invadir el área pélvica e infectar el útero, las trompas de falopio y los ovarios, causando Enfermedad Pélvica Inflamatoria (EPI).

¿Cómo puede prevenirse?

Usando preservativo durante las relaciones sexuales, tanto para prevenirla como para evitar reinfectarse.

ARTICULOS SIMILARES