¿Qué es la bursitis?

La bursitis es la inflamación dolorosa de las bursas o bolsas sinoviales. Las bursas son sacos llenos de líquido que amortiguan los tendones, los ligamentos y los músculos. Cuando funcionan con normalidad, las bolsas sinoviales ayudan a que tendones, ligamentos y músculos se deslicen suavemente sobre el hueso. Sin embargo, cuando están inflamadas, el área alrededor de ellas se vuelve muy sensible al tacto y muy dolorosa. La bursitis puede presentarse en caderas, hombros, rodillas y codos.

¿Cuáles son los síntomas de la bursitis de la cadera?

Los síntomas incluyen dolor articular y dolor al tacto, inflamación y sensación de calor alrededor del área afectada. El dolor es a menudo agudo en los primeros días. Es posible que lo note más al levantarse de la silla o de la cama, al estar sentado durante mucho tiempo o al dormir sobre el lado afectado. Puede durar horas o días. Mientras que la bursitis crónica puede durar desde algunos días hasta varias semanas y puede desaparecer y reaparecer de nuevo. Con el tiempo, es posible que la bolsa sinovial se vuelva gruesa, lo que puede empeorar la inflamación. Esto puede provocar movimiento limitado y hacer que los músculos se debiliten (atrofia) en el área.

¿Porqué puede producirse?

  • Uso excesivo reiterado o estrés de la cadera
  • Artritis reumatoide
  • Gota
  • Pseudogota
  • Infección por bacterias
  • Diabetes
  • Problemas de columna vertebral, como la escoliosis
  • Longitud irregular de las piernas
  • Espolones óseos en la cadera

¿Cómo se diagnostica?

Su médico lo examinará y le preguntará sobre sus síntomas. A veces, es posible que se necesiten radiografías y/o resonancias magnéticas para descartar otras afecciones.

¿Cómo se trata?

El tratamiento de la bursitis implica reposo, dentro de lo posible y fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Una vez que el dolor disminuya, es posible que su médico le recomiende, hacer ejercicios específicos para la cadera, para prevenir la atrofia muscular. Cuando la terapéutica anterior falla, se puede requerir cirugía.