¿Qué es la depresión?

Se define depresión como la presencia de los siguientes síntomas, casi todos los días, todo el día, durante 2 semanas o más.

Síntomas emocionales

  • Llorar con facilidad o sin ningún motivo
  • Sentirse culpable o sin valor
  • Sentirse inquieto, irritado y enojarse con facilidad
  • Sentirse triste, atontado o desesperanzado
  • Perder interés o gusto por las cosas que usted solía disfrutar (incluidas las relaciones sexuales)
  • Pensar sobre la muerte o el suicidio

Síntomas físicos

  • Cambios en el apetito (comer más o menos de lo habitual)
  • Sentirse muy cansado todo el tiempo
  • Tener otros dolores que no mejoran con tratamiento
  • Tener problemas para prestar atención, recordar cosas, concentrarse y tomar decisiones
  • Dolores de cabeza o de espalda
  • Problemas digestivos
  • Dormir demasiado o dificultad para dormir
  • Pérdida o aumento de peso involuntarios

Los síntomas de depresión podrían ser diferentes en los niños, en los adolescentes y en las personas de la tercera edad.

¿Porqué se produce?

Es posible que la depresión sea provocada por un desequilibrio de sustancias químicas (neurotransmisores) en el cerebro. Los ejemplos de neurotransmisores que afectan su estado de ánimo incluyen serotonina, norepinefrina y la dopamina. El desequilibrio químico en el cerebro podría ser ocasionado por:

  • Hereditaria: significa que se transmite de padres a hijos. Si uno de sus padres o un hermano tienen depresión, es posible que usted tenga mayor riesgo de tener depresión.
  • Orgánica: Es posible que las patologías tiroideas, deficiencias nutricionales o enfermedades crónicas (patologías cardíacas, diabetes o cáncer) provoquen depresión.
  • Acontecimientos de la vida: La depresión puede desencadenarse por eventos estresantes en su vida, como la muerte de un ser querido, un divorcio, una enfermedad crónica o la pérdida de un trabajo.
  • Medicamentos, drogas o alcohol: También pueden provocar depresión.

¿Cómo se diagnostica?

Una vez que le informe a su médico cómo se está sintiendo, es posible que este le haga algunas preguntas sobre sus síntomas, su salud y sus antecedentes familiares. También es posible que su médico le realice un examen físico y algunas pruebas. Es importante informarle a su médico sobre cualquier medicamento que esté tomando.

¿Porqué pedir ayuda?

  • El diagnóstico y el tratamiento en forma temprana ayudan a impedir que la depresión empeore o dure más tiempo.
  • El diagnóstico y el tratamiento pueden ayudarlo a volver a ser la persona de antes y a disfrutar la vida.
  • Después del diagnóstico, el tratamiento puede ayudarlo a prevenir que la depresión reaparezca.
  • Los pensamientos suicidas son comunes en las personas con depresión. El riesgo de suicidio es más alto si usted no pide ayuda para la depresión. Cuando la depresión se trate con éxito, los pensamientos suicidas desaparecerán.

¿Cómo se trata?

La depresión puede tratarse con medicamentos, con asesoría o con ambos. También pueden ayudar una dieta nutritiva, hacer ejercicio en forma regular y evitar el alcohol, las drogas y el consumo excesivo de cafeína.

¿Cuánto dura la depresión?

Esto depende de cuán pronto consiga ayuda. Si no se trata, la depresión puede durar semanas, meses o incluso años. El riesgo principal de no recibir tratamiento es el suicidio. El tratamiento puede ayudar a que la depresión desaparezca en 8 a 12 semanas, o menos.