¿Qué es el aluminio?

El aluminio es el metal más abundante en la corteza terrestre. Siempre se encuentra combinado con otros elementos tales como oxígeno, sílice y flúor. El aluminio metálico se obtiene de minerales que contienen aluminio. Se pueden encontrar pequeñas cantidades de aluminio disueltas en el agua.

El aluminio metálico es liviano y de color blanco-plateado. Se usa en envases de bebidas, ollas y sartenes, aviones, techos y cubiertas exteriores de viviendas y en láminas de aluminio. A menudo se mezcla con pequeñas cantidades de otros metales para formar aleaciones, las cuales son más duras y resistentes.

Los compuestos de aluminio tienen muchos usos diferentes, por ejemplo, para el tratamiento de aguas, en abrasivos y revestimientos de hornos. También se encuentran en productos de consumo tales como antiácidos, astringentes, aspirina con cubierta entérica, aditivos para alimentos, cosméticos y desodorantes.

¿Qué le sucede al aluminio cuando entra al medio ambiente?

El aluminio no puede ser destruido en el ambiente, solamente puede cambiar de forma.

En el aire, el aluminio se adhiere a partículas pequeñas que pueden permanecer suspendidas muchos días.

Una pequeña cantidad de aluminio puede disolverse en lagos, arroyos y ríos bajo la mayoría de las condiciones ambientales.

Puede ser incorporado desde el suelo por algunas plantas.

¿Cómo puede ocurrir la exposición al aluminio?

El aluminio se encuentra en virtualmente todos los alimentos, el agua, el aire y el suelo.

  • Respirando niveles altos de aluminio en polvo en el aire del trabajo.
  • Viviendo en áreas donde el aire contiene polvo, donde el aluminio se mina o procesa a aluminio metálico, cerca de algunos sitios de desechos peligrosos o donde hay niveles naturalmente altos de aluminio.
  • Ingiriendo sustancias que contienen niveles altos de aluminio (por ejemplo antiácidos), especialmente cuando se ingieren bebidas cítricas al mismo tiempo.
  • Los niños y los adultos pueden exponerse a pequeñas cantidades de aluminio en vacunas.

¿Cómo puede afectar mi salud el aluminio?

La exposición al aluminio generalmente no es perjudicial, pero la exposición a cantidades altas puede afectar la salud. Los trabajadores que inhalan cantidades altas de aluminio en polvo pueden desarrollar problemas respiratorios tales como tos o alteraciones que se visualizan en radiografías del tórax.

Algunas personas con enfermedades del riñón almacenan una gran cantidad de aluminio en sus cuerpos y en ocasiones desarrollan enfermedades de los huesos o del cerebro que pueden deberse al exceso de aluminio.

¿Hay algún examen médico que demuestre que he estado expuesto al aluminio?

Todo el mundo tiene cantidades pequeñas de aluminio en el cuerpo. El aluminio puede medirse en la sangre, los huesos, las heces o la orina. La cantidad de aluminio en la orina y en la sangre puede indicar si usted se ha expuesto a cantidades de aluminio más altas que lo normal.