Beber alcohol en exceso puede ser perjudicial para su salud. Adicionalmente, el consumo de alcohol es responsable de 1 de cada 10 muertes de adultos en edad laboral entre 20 y 64 años.

¿Qué es beber en exceso?

Beber en exceso incluye los atracones de alcohol, beber demasiado o cualquier consumo de alcohol por parte de mujeres embarazadas o personas menores de 21 años.

La borrachera, la forma más común de consumo de alcohol en exceso, se define como beber lo siguiente:

  • En las mujeres, 4 o más tragos en una sola ocasión.
  • En los hombres, 5 o más tragos en una sola ocasión.

Beber demasiado alcohol se define como consumir lo siguiente:

  • En las mujeres, 8 o más tragos a la semana.
  • En los hombres, 15 o más tragos a la semana.

La mayoría de las personas que consumen alcohol en exceso no son alcohólicas ni tienen dependencia al alcohol.

Riesgos para la salud a corto plazo

El consumo excesivo de alcohol tiene efectos inmediatos que aumentan el riesgo de muchas consecuencias dañinas para la salud. Las cuales son en su mayoría el resultado de los atracones de alcohol e incluyen las siguientes:

  • Lesiones por accidentes automovilísticos, caídas, ahogamientos y quemaduras.
  • Violencia, como homicidios, suicidios, agresión sexual y violencia doméstica. Intoxicación por alcohol, una emergencia médica que es ocasionada por niveles altos de alcohol en la sangre.
  • Comportamientos sexuales riesgosos, como tener relaciones sexuales sin protección o con múltiples parejas.
  • Abortos espontáneos y muerte fetal .Riesgos para la salud a largo plazo

Riesgos para la salud a largo plazo

Con el tiempo, el consumo excesivo de alcohol puede causar enfermedades crónicas y otros serios problemas como los siguientes:

  • Hipertensión arterial, enfermedad cardiaca, accidentes cerebrovasculares, enfermedad del hígado y problemas digestivos.
  • Cáncer de mama, boca, garganta, esófago, hígado y colon.
  • Problemas de aprendizaje y memoria, como demencia y bajo rendimiento escolar.
  • Problemas de salud mental, como depresión y ansiedad.
  • Problemas sociales, como pérdida de productividad, problemas familiares y desempleo.
  • Dependencia al alcohol o alcoholismo.

Al no consumir demasiado alcohol, usted puede reducir estos riesgos para la salud a corto y largo plazo.

ARTICULOS SIMILARES