Colelitiasis - Cálculos Biliares

Definición

Los cálculos biliares son depósitos endurecidos de fluido digestivo que se forman en la vesícula biliar. Su vesícula biliar es un órgano pequeño, con forma de pera en el lado derecho de su abdomen, justo debajo de su hígado. La vesícula biliar tiene un líquido digestivo llamado bilis que se libera en el intestino delgado.

Los cálculos varían en tamaño. Algunas personas desarrollan sólo un cálculo biliar, mientras que otros desarrollan múltiples cálculos biliares al mismo tiempo.

Los cálculos biliares son una patología muy frecuente. Las personas que experimentan síntomas  generalmente requieren cirugía de extirpación de la vesícula biliar. Los cálculos que no causan ningún signo o síntoma por lo general no requieren tratamiento.

Cuando los cálculos están en la propia vesícula biliar se habla de colelitiasis. Cuando los cálculos están en las vías biliares se habla de colédoco litiasis.

Síntomas

Los cálculos biliares pueden no causar  signo o síntoma alguno. Si un cálculo biliar se aloja en un conducto de la vía biliar y provoca un bloqueo, pueden aparecer los siguientes síntomas:

  • Repentina y rápida intensificación de dolor en la parte superior derecha de su abdomen (dolor cólico), en el centro del abdomen, dolor de espalda entre los omóplatos, Dolor en el hombro derecho. Principalmente luego de la ingesta de alimentos(en especial las grasas) El dolor por cálculos biliares puede durar varios minutos a unas horas.
  • Color amarillo de la piel y la parte blanca de los ojo.
  • Fiebre alta con escalofríos

Causas

Los médicos creen que los cálculos biliares pueden ocurrir cuando:

  • La bilis contiene demasiado colesterol. Normalmente, su bilis contiene suficientes productos químicos para disolver el colesterol excretado por el hígado. Pero si su hígado excreta más colesterol que la bilis puede disolver, el exceso de colesterol puede formar cristales y, finalmente, cálculos.
  • La bilis contiene un exceso de bilirrubina. La bilirrubina es una sustancia química que se produce cuando el cuerpo descompone los glóbulos rojos. Ciertas condiciones hacen que el hígado produzca demasiada bilirrubina, como la cirrosis hepática, infecciones de las vías biliares y ciertos trastornos de la sangre. El exceso de bilirrubina contribuye a la formación de cálculos biliares.
  • La vesícula biliar no se vacía correctamente. Si su vesícula biliar no se vacía completamente suficiente, la bilis puede llegar a ser muy concentrado y esto contribuye a la formación de cálculos biliares.

Tipos de cálculos biliares
Tipos de cálculos biliares que se forman en la vesícula biliar son:

  • Cálculos biliares de colesterol: es el tipo más común de cálculos biliares, llamados cálculos biliares de colesterol, a menudo aparece de color amarillo.
  • Cálculos biliares de pigmento: estos son marrón oscuro o negro y se forma cuando la bilis contiene un exceso de bilirrubina.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de cálculos biliares incluyen:

  • Ser mujer
  • Ser mayor de 60 años
  • Tener sobrepeso u obesidad
  • Estar embarazada
  • Consumir una dieta alta en grasas
  • Comer una dieta rica en colesterol
  • Consumir una dieta baja en fibra
  • Factores genéticos y étnicos
  • Diabetes mellitus
  • Bajar de peso rápidamente
  • Tomar algunos medicamentos para reducir el colesterol
  • Tomar medicamentos que contienen estrógeno, como los medicamentos de terapia hormonal
  • Reseccion de intestino delgado
  • Cirrosis
  • Enfermedades con hemólisis elevada.
  • Ayuno prolongado (reduce la movilidad de vesícula biliar, lo que hace que la bilis quede sobresaturada de colesterol)

Complicaciones

Las complicaciones de los cálculos biliares pueden incluir:

  • La inflamación de la vesícula biliar (colecistitis aguda y crónica). Un cálculo biliar que se aloja en el cuello de la vesícula biliar puede causar inflamación de la vesícula biliar (colecistitis aguda). La colecistitis puede causar dolor severo y fiebre.
  • Obstrucción del conducto biliar común. Los cálculos biliares pueden bloquear los conductos por los que la bilis drena desde la vesícula biliar o del hígado al intestino delgado. La ictericia e  infección del conducto (colangitis) son posibles complicaciones.
  • La obstrucción del conducto pancreático. El conducto pancreático es un tubo que va desde el páncreas hasta el conducto biliar común y que secreta liquido pancreático rico en enzimas para la digestión de los alimentos. Un cálculo biliar puede causar una obstrucción en el conducto pancreático, que puede llevar a la inflamación del páncreas (pancreatitis).
  • Cáncer de la vesícula biliar. Las personas con antecedentes de cálculos biliares tienen un mayor riesgo de cáncer de vesícula biliar.

Diagnóstico

Las pruebas y los procedimientos utilizados para el diagnóstico de cálculos biliares incluyen:

  • Imágenes. Su médico puede recomendar una ecografía abdominal y una tomografía computarizada (CT) para obtener imágenes de la vesícula biliar. Estas imágenes se pueden analizar para buscar signos de cálculos biliares.
  • Las pruebas para comprobar obstrucción de los conductos biliares por cálculos biliares. Una prueba que utiliza un medio de contraste especial para resaltar los conductos biliares en las imágenes puede ayudar a su médico a determinar si un cálculo biliar está causando una obstrucción. Las pruebas pueden resonancia magnética (Colangio RM) o la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) o la colangiografia transparietohepatica. La CPRE  permite tanto el diagnostico como el tratamiento de algunos cálculos biliares durante el procedimiento.
  • Laboratorio. Los análisis de sangre pueden revelar una infección, ictericia, pancreatitis y otras complicaciones causadas por cálculos biliares.

Tratamiento

Los cálculos biliares que no causan síntomas y signos, por lo general no requieren tratamiento. Si aparecen signos y síntomas de cálculos biliares en el futuro, puede ser necesario tratamiento.

Las opciones de tratamiento para los cálculos biliares que producen signos y síntomas incluyen:

  • La cirugía para extirpar la vesícula biliar (colecistectomía). El médico puede recomendar la cirugía para extirpar la vesícula biliar, ya que los cálculos biliares con frecuencia se repiten. Una vez que la vesícula biliar se remueve, la bilis fluye directamente desde el hígado hasta el intestino delgado, en lugar de ser almacenada en la vesícula biliar. No es necesario su vesícula biliar para vivir, y la extirpación de la vesícula no afecta a su capacidad para digerir los alimentos.
  • Los medicamentos para disolver los cálculos biliares. Medicamentos que se toman por vía oral pueden ayudar a disolver los cálculos biliares. A veces los medicamentos no funcionan. Estos medicamentos no son de uso común y se reservan para las personas que no pueden someterse a cirugía.