: una alternativa para tratar enfermedades cutáneas

La Fototerapia Ultravioleta es hoy uno de los procedimientos más efectivos en Dermatología para el tratamiento de la Psoriasis, Vitiligo y diversas enfermedades inflamatorias de la piel.

¿Qué es?

Es un método terapéutico que utiliza la luz solar (radiación UVA y UVB) emitida a través de fuentes artificiales (lámparas fluorescentes).

¿Para qué sirve?

La fototerapia sirve para el tratamiento de diferentes enfermedades dermatológicas inflamatorias. La radiación ultravioleta produce reacciones biológicas dentro de la piel que tienen principalmente acción antiinflamatoria. Generalmente, está indicada en lesiones cutáneas extensas, en las que la aplicación de un tratamiento local es insuficiente.

Enfermedades en las que la fototerapia puede ayudar

  • Vitiligo.
  • Dermatitis Atópica
  • Psoriasis
  • Linfoma Cutáneo
  • Pitiriasis liquenoide crónica
  • Pitiriasis Rubra Pilaris.
  • Granuloma Anular.
  • Urticaria.
  • Urticaria Pigmentosa.
  • Enfermedad de Darier.
  • Prurito crónico
  • Alopecia Areata.
  • Otras

 Tipos de fototerapia

Dependiendo de las características de cada paciente se diseña un esquema de dosificación adecuado, así el tratamiento fototerapéutico puede ser puntual, parcial o total, dependiendo siempre de la prescripción médica.

¿Cómo es el tratamiento?

Existen diferentes tipos de radiación terapéutica.

  • Rayos UVA: es una radiación que penetra en la piel de manera más profunda, pero de una forma menos potente, por lo que necesita de un medicamento fotosensibilizante (es un medicamento derivado de plantas que ayuda a que la luz UVA actué en la piel): el psoraleno (Psoraleno+UVA=PUVA). En el caso de enfermedades de piel extensas, el psoraleno se administra en pastillas (según el peso), 2 horas antes de hacer la sesión, mientras que en erupciones localizadas (manos y pies) se puede administrar en crema unos 15 minutos antes.
  • Rayos UVB de banda angosta: es una radiación más superficial pero suficientemente potente para no necesitar de ningún fármaco acompañante. Esto es una ventaja ya que permite utilizarlo en embarazadas y niños.

Según el tipo de enfermedad, el tipo de lesiones y las características de cada paciente se escogerá un tratamiento u otro.

El Servicio de Dermatología del Hospital Privado dispone de cabinas que emiten radiación UVA y UVB de banda angosta.

Tiempos del tratamiento

Dependiendo de cada caso en particular y la modalidad indicada, se administran 2-3 sesiones a la semana generalmente 30 sesiones en promedio. Se puede combinar con otros tratamientos tópicos o sistémicos para aumentar la efectividad.

¿Quiénes pueden someterse al tratamiento?

El tratamiento es apto para todo tipo de pacientes de ambos sexos. En general se prefiere UVB Banda angosta en niños y embarazadas.

Se realiza una consulta previa donde se practica una anamnesis completa, se evalúa ingesta de medicación que contraindique la fototerapia y un examen completo de la piel. No obstante, el tratamiento requiere de controles médicos periódicos donde se evalúa tolerancia, respuesta, necesidad de ajustes, cambios o combinaciones terapéuticas.

Efectos secundarios

Como con la luz natural del sol, repetidas exposiciones a la radiación ultravioleta puede provocar daño en la piel. Ocasionalmente puede aparecer enrojecimiento con quemazón, más o menos intensa. También suele desarrollarse una pigmentación cutánea similar al bronceado de verano y, a veces sequedad cutánea.

A largo plazo puede desarrollarse fotoenvejecimiento cutáneo (arrugas, manchas) y, en algunos casos con muchos ciclos de tratamiento acumulado (en especial con el tratamiento de PUVA), puede existir el riesgo de cáncer de piel.

Sin embargo, cuando estos riesgos se comparan con los riesgos de otras opciones de tratamiento, que muchas veces incluyen prescripción de drogas inmunosupresoras, usualmente se encuentra que la fototerapia ultravioleta es la mejor opción o al menos la opción de tratamiento a intentar, cuando las medicaciones tópicas han probado mínima efectividad.

Con el tratamiento de UVB Banda angosta no se ha comprobado aumento de la incidencia de cáncer de piel con respecto a la población general.

Precauciones

Durante el tratamiento, se deben proteger los ojos y la zona genital. En el caso del tratamiento con PUVA, tras la sesión y durante el resto del día (8-12hs siguientes) se debe evitar  la exposición al sol natural o artificial y protegerse los ojos con anteojos de sol.