¿Cuáles son los síntomas?

  • terror fuera de control
  • palpitaciones
  • transpiración
  • mareos
  • sensación de adormecimiento en las manos
  • náuseas
  • dolor en el pecho
  • miedo a perder el control
  • ahogo, falta de aire, hiperventilación, dificultad para respirar.

Los síntomas aparecen en general de manera repentina. La persona puede sentir también que está teniendo un ataque cardíaco, que está a punto de morir o que no puede controlar lo que le está ocurriendo.

Además este desorden puede aparecer acompañado de depresión, adicción a drogas o alcohol.

Las personas que sufren de ataques de pánico sufren mucho dado que no los pueden predecir y viven temiendo la aparición del próximo episodio. Con frecuencia evitan los lugares donde ocurrieron los ataques. Empiezan así a dejar de hacer distintas actividades y cada vez  se afecta más su calidad de vida profundizando sus miedos y pudiendo desarrollar otros nuevos.