El abordaje del paciente con Diabetes ha cambiado considerablemente en estos últimos 15 años; en cuanto a los cuidados para llevar una vida lo más saludable posible. Se hace énfasis en el plan alimentario, el descenso de peso y la actividad física programada y existen aún más progresos, en lo que se refiere a tratamiento farmacológico para los pacientes con esta enfermedad.

El objetivo a lograr no es solamente “bajar la glucosa”, sino corregir los síntomas, evitar o retrasar las complicaciones y mejorar la calidad de vida.

Aunque hay medidas generales y comunes para todos, cada paciente debe tener un tratamiento y seguimiento individualizado y supervisado por un especialista.

El tratamiento farmacológico se basa en el uso de pastillas, insulina o ambas cosas. Una década atrás, la elección se limitaba a 4 ó 5 medicaciones, pero hubo un gran crecimiento en las investigaciones farmacéuticas y hoy se dispone de un abanico de fármacos que ayudan a mejorar los valores de glucosa en sangre sin el riesgo que el paciente presente hipoglucemias (valores menores a 70 mg/dl), algo tan temido por los médicos, los propios enfermos y sus familiares.

Existen varios fármacos para controlar la diabetes, cada uno con funciones diferentes:

• Hay algunos que se usan y con muy buenos resultados desde hace más de 50 años, como la Metformina.

• Otros, que se usan cada vez menos, porque se asocian más a hipoglucemias, llamados sulfodrogas, como la Glibenclamida.

• Y dentro de los nuevos, que dan mucha tranquilidad y seguridad en cuanto a que no bajan de más la glucosa en sangre:

a) Los que ayudan a la liberación de insulina desde el páncreas en presencia de comida: Incretinas.

b) Otros que favorecen la eliminación de glucosa por la orina, Glucosuricos.

Cuando no se logran los objetivos de control (valores de glucemia muy altos) con medicación oral, es necesario el uso de insulina, que puede utilizarse como único tratamiento o asociado a pastillas. Otra indicación, es cuando el paciente presenta alguna complicación aguda como por ejemplo cirugías, infecciones, etc.

ARTICULOS SIMILARES