DEFINICION

Es una enfermedad común que se caracteriza por múltiples trastornos funcionales del intestino.

Existen tres tipos dependiendo de qué síntomas predomina: diarrea predominante, estreñimiento predominante y con patrón alternado.

Generalmente aparecen en personas entre 20 y 30 años de edad, generalmente ocurren en periodos de stress o luego de la ingesta de determinadas comidas.

SINTOMAS

Los síntomas de esta enfermedad varían entre las distintas personas. La mayoría de las personas enfermas tienen o diarrea o constipación o ambas. Otro síntoma es la presencia de moco en la materia fecal.

Otros síntomas comunes son cólicos estomacales o intestinales, luego de ir de cuerpo.

CAUSAS

No se conocen con exactitud las causas del síndrome de intestino irritable, aunque la mayoría de los expertos, acuerdan que el incremento de la sensibilidad de todo el tracto digestivo, podría estar asociado a otras enfermedades intestinales.

Se cree que podría estar relacionado con el cambio en la habilidad del cuerpo de mover la comida a través del tracto digestivo, o podría ser también porque uno se torna más sensible al dolor intestinal.

También podría formar parte del desenlace de esta enfermedad factores psicológicos como el stress, la ansiedad emocional  la depresión.

Cada paciente puede, a su vez, presentar hipersensibilidad a distintos tipos de alimentos. Se ha podido establecer los principales grupos de alimentos a los que los pacientes con intestino irritable son hipersensibles: levaduras, leches, grasas, comidas picantes, trigo, cebada, legumbres. En resumen, aquellas comidas que producen gases intestinales.

TRATAMIENTO

Si bien no existe una cura para el síndrome de intestino irritable, se pueden tratar los síntomas con el cambio en la dieta y el estilo de vida.

Existen algunos tratamientos para aliviar los síntomas con distintos medicamentos, pero estos deberían ser prescribidos por un profesional.

Aunque los síntomas de colon irritable, pueden ser problemáticos, dicha condición no es una amenaza seria para su salud, no tiene asociación con el cáncer de colon u otras patologías intestinales.

Si bien, esta enfermedad puede ser dolorosa y debilitante y puede tener un impacto negativo en la calidad de vida, con el tratamiento adecuado, se puede llevar una vida normal, sin problemas.

PREVENCION

Si hay cuadro de irritación colónica, y en él predominase el estreñimiento, puede ser alimentación beneficiosa la que contenga fibras (salvado, cereales integrales, verduras crudas y cocidas, frutas frescas).

Si el cuadro es acompañado de diarreas, entonces evítense las fibras, principalmente las de frutas y verduras frescas.

En todos los casos, así como es recomendable evitar los alimentos que producen gases (legumbres secas y coliflor-repollo); también evitar las bebidas gasificadas y el exceso de azúcar.

En general es importante el equilibrio en la dieta entre grasas, hidratos de carbono y proteínas. Hay que restringir el consumo de café y otras bebidas calientes con contenido de cafeína, moderar el alcohol, comer al menos tres veces al día, hacerlo con tiempo y relajadamente y ejercitar el cuerpo de manera regular.