El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) se define como la muerte repentina e inesperada de un niño menor de un año aparentemente sano. También se le conoce como “síndrome de muerte súbita infantil”, “muerte en cuna” o “muerte blanca”. El Síndrome de Muerte Súbita del lactante (SMSL) es una de las amenazas más temidas por los padres, porque ocurre sin señales premonitorias y se desconocen sus causas. Se considera SMSL si, después de una investigación post mórtem, la muerte permanece inexplicada. El 90% de casos de SMSL se da entre los 2 y 6 meses de edad. Estadísticamente es levemente más común en los varones y aumenta en los meses invernales. Las campañas para que los bebés duerman de espalda han logrado reducir la incidencia de SMSL, pero aún provoca la muerte de miles de niños en su primer año de vida. Desde la generalización del consejo de dormir a los bebés boca arriba; el mayor factor de riesgo conocido es el consumo de tabaco, que explicaría el 50% de los casos de muerte súbita. El riesgo está relacionado con el tabaquismo materno durante la gestación y después del parto y con el tabaquismo paterno. Se ha comprobado el aumento del riesgo en relación con la intensidad del consumo. Algunos estudios hablan de que el riesgo de SMSL seria entre 2-4 veces más alto en hijos de fumadores. Medidas para reducir el riesgo de SMSL:

  • Hacer dormir a los niños boca arriba
  • Fomentar la lactancia materna
  • Evitar colocar objetos en la cuna
  • Controlar la temperatura del ambiente
  • Evitar la exposición de los bebes al humo de tabaco.

Para esto es necesario que los hogares sean 100% libres de humo.

Fumar en otra habitación NO es suficiente ya que el humo de tabaco permanece pegado en cortinas, alfombras y muebles y puede seguir afectando a los niños. La UNICA manera de proteger la salud es NO fumar en ambientes cerrados

ARTICULOS SIMILARES