Definición

Las hemorroides son dilataciones varicosas de las venas de los plexos hemorroidales.

Anatómicamente son plexos, cojinetes o almohadillas de tejido submucoso donde están contenidas las venas y arteriolas superficiales del conducto anal. Normalmente son tres, localizados en la pared lateral izquierda, pared lateral derecha y en posición media posterior.

Las hemorroides pueden ser clasificadas según su localización en hemorroides internas (por arriba de la línea pectinea del ano),  externas (piel alrededor del ano, debajo de línea pectine) o mixtas.

Causas y factores de riesgo

  • Herencia
  • Trastornos del transito intestinal: constipación y diarrea
  • Embarazo
  • Ciclo genital de la mujer
  • Obesidad
  • Edad avanzada (las hemorroides son más probables con la edad debido a que los tejidos de soporte de las venas en el recto y ano, pueden debilitarse y estirar con el envejecimiento)
  • Alteraciones de la circulación portal (hipertensión portal y cirrosis)
  • Factores ocupacionales (estar de pie o sentado durante largo tiempo)

 Signos y síntomas

Los signos y síntomas de las hemorroides pueden incluir:

  • Hemorragia (principalmente luego de la defecación, manchando el papel higiénico o el inodoro)
  • Prurito o irritación en la región anal
  • Dolor o malestar (constante y/o durante la defecación)
  • Prolapso hemorroidal
  • Tumefacción dolorosa en la región anal
  • Constipación

Los síntomas de hemorroides por lo general dependen de la localización, estado inflamatorio de las mismas y cuadro clínico del paciente.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza principalmente mediante un examen físico del recto y del canal anal, incluyendo necesariamente un Tacto rectal. Las hemorroides externas pueden ser más fáciles de diagnosticar sólo con la inspección, mientras que las internas pueden requerir de diferentes métodos complementarios.

El médico puede complementar su examen con la realización de una anoscopía o rectoscopia.

Puede ser necesario realizar un estudio más extenso de todo el colon para descartar otro tipo de enfermedades que puedan generar signos y síntomas similares a las hemorroides.

Complicaciones

Las principales complicaciones de las hemorroides incluyen:

  • Anemia ferropénica: la pérdida crónica de sangre de las hemorroides pueden causar anemia, y síntomas derivados, como fatiga y debilidad.
  • Hemorroide estrangulada o fluxión hemorroidal: es una inflamación (tromboflebitis) de las hemorroides, que causa trastornos en la circulación, edema y congestión de las paredes venosas; pudiendo llevar a la muerte del tejido.
  • Trombosis hemorroidal: es la formación de un coagulo dentro de la luz venosa en uno o varios paquetes del plexo venoso hemorroidal externo.

Tratamiento

Tratamiento medico:

  • Regularizar el transito intestinal, dieta rica en residuos, fibras y abundante ingesta de líquidos.
  • Evitar el sedentarismo y los alimentos constipantes, picantes, café y alcohol.
  • Evitar el uso de papel higiénico. Higiene con agua y jabón.
  • Baños de asiento tibios para relajar los músculos esfinterianos o fríos para disminuir la inflamación.
  • Analgésicos para disminuir el dolor y la inflamación.
  • Uso de supositorios, pomadas y fármacos con agentes flebotónicos, corticoides y anestésicos.
  • Ablandadores de las heces que ayudan a disminuir el esfuerzo defecatorio y el estreñimiento.

Tratamientos alternativos:

  • Inyecciones esclerosantes
  • Ligaduras elásticas
  • Foto coagulación infrarroja
  • Coagulación bipolar
  • Coagulación monopolar
  • Crioterapia
  • Láser

Si un coágulo de sangre se ha formado dentro de una hemorroide externa, el médico puede extraer el coágulo con una incisión simple, que puede proporcionar un alivio rápido.

Los buenos resultados no dependen del tipo de tratamiento, sino de una adecuada elección de la indicación.

Tratamiento quirúrgico:

Si otros procedimientos no han tenido éxito o si tiene hemorroides grandes, el médico puede recomendar un procedimiento quirúrgico. La cirugía se puede realizar de forma ambulatoria o puede que tenga que permanecer en el hospital durante la noche.

  • Hemorroidectomía: Durante una hemorroidectomía, el cirujano extirpa el tejido hemorroidal. Varias técnicas pueden ser usadas. La cirugía se puede realizar con anestesia local combinada con sedación, anestesia raquídea o anestesia general.

La hemorroidectomía es la forma más eficaz y completa para el tratamiento de las hemorroides graves o recurrentes.