Definción

Es la inflamación de la mama, por lo general, provocada por una infección. A menudo, se produce cuando una mujer está amamantando, en especial durante las primeras 6 semanas.

 Causas y Factores de Riesgo

La mastitis es causada generalmente por una infección provocada por la bacteria Staphylococcus aureus. Se presentan habitualmente en mujeres que están amamantando. Las bacterias entran a través de una fisura o ruptura en la piel de la mama, generalmente en los pezones. Esto permite que las bacterias invadan el tejido mamario y generen infección. Sin embargo, los conductos de leche dentro de la mama se pueden obstruir, causando dolor, enrojecimiento, bultos e incluso calor bajo la superficie de la piel, pero sin infección.

También puede presentarse fuera de la lactancia, siendo más común después de la menopausia. En casos muy raros, esto puede indicar la presencia de otra enfermedad, como el cáncer de mama.

Síntomas

  • Dolor en las mamas.
  • Hinchazón.
  • Sensibilidad al tacto, enrojecimiento con forma de cuña en la mama.
  • Sensación de ardor al amamantar.
  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Fatiga.

Por lo general, la mastitis es unilateral.

 Diagnóstico

Su médico le hará preguntas sobre sus síntomas y le examinará las mamas. Determinará si tiene hinchazón, dolor al tacto y un área dolorosa con forma de cuña, que es un signo revelador de mastitis.

 Tratamiento

Es probable que su médico le recete antibióticos para eliminar la infección. Usted debería comenzar a sentirse mejor algunos días después de comenzar a tomar los antibióticos.

Los analgésicos pueden ayudar a aliviar el dolor. Es importante seguir amamantando cuando tiene mastitis. Su leche no será perjudicial para su bebé.  Si deja de amamantar, los gérmenes pueden propagarse a la leche que queda en el seno y empeorar la infección. Si no puede dar el pecho a su bebé, debe extraerse la leche.

Descansar lo suficiente y beber líquidos adicionales pueden ayudarla a sentirse mejor, en forma más rápida. Hable con su médico si sus síntomas empeoran.

 Prevención 

  • Asegurarse que la forma de amamantar sea la adecuada.
  • Evitar el destete súbito y la restricción de tomas. Se debe amamantar a demanda.
  • Asegurarse de que el bebé termine el primer pecho antes de ofrecerle el siguiente.
  • Es importante asegurarse de que los pechos no se llenen demasiado.
  • Evitar el uso de chupetes, biberones, suplementos e intentar amamantar exclusivamente durante los primeros 6 meses.
  • Es importante evitar comprimir los pechos con ropa, bolsos pesados o con la mano.
  • Concurrir al médico cuando se sospeche que sufre una obstrucción mamaria.

ARTICULOS SIMILARES