El síndrome premenstrual es una entidad de signos y síntomas variables que se desarrollan durante la segunda mitad del ciclo menstrual (14 días o más después del primer día de su último ciclo menstrual). Desaparece de 1 a 2 días después de que el período menstrual comienza. Influye directamente en la vida psico-social y afectiva de la mujer y su entorno.

Los síntomas generalmente desaparecen después de que haya comenzado su período. El síndrome premenstrual puede afectar a las mujeres que menstruan de cualquier edad. También es diferente para cada mujer.

Puede presentarse como un molestar solamente o ser más severo..

 Causas

No se ha identificado la causa exacta del síndrome premenstrual. Los cambios en los niveles de hormonas del cerebro pueden jugar un papel, pero esto no se ha demostrado. Las mujeres con síndrome premenstrual también pueden responder de manera diferente a estas hormonas.

El síndrome premenstrual puede estar relacionado con factores sociales, culturales, biológicos y psicológicos.

Hasta 3 de cada 4 mujeres experimentan síntomas del síndrome premenstrual durante sus años fértiles.

 Factores de Riesgo 

  • Edad 20 a 40 años
  • Mujeres que tienen al menos un hijo
  • Antecedentes familiares o personales de depresión grave
  • Antecedentes de depresión puerperal o un trastorno anímico afectivo

Los síntomas con frecuencia empeoran en la mujer de 40 años, ya que se aproxima al período de transición a la menopausia.

 Síntomas Emocionales 

Depresión, arrebatos de ira, irritabilidad, episodios de llanto, ansiedad, confusión, distanciamiento social, falta de concentración, insomnio y cambios en el deseo sexual.

 Síntomas Fisiológicos

Cambios en la sed y en el apetito, sensibilidad en las mamas, aumento de peso, dolor de cabeza, hinchazón en las manos o pies, dolores generalizados, agotamiento, problemas en la piel, síntomas gastrointestinales y dolor abdominal.

 Pruebas y Exámenes 

No existen signos o pruebas de laboratorio específicas que puedan diagnosticar el síndrome premenstrual. Para descartar otras posibles causas de los síntomas es importante tener: una historia clínica completa y un examen físico (que incluya un examen pélvico).

Un calendario de síntomas puede ayudar a las mujeres a identificar los síntomas y a confirmar el diagnóstico del SPM.

 Diagnóstico Diferencial 

Los síntomas de otras afecciones pueden ser semejantes al síndrome premenstrual o incluso superponerse a éste. Algunas de estas afecciones son:

Depresión, ansiedad, síndrome de cansancio crónico, síndrome del colon irritable y enfermedad de la glándula tiroides.

Tratamiento 

No hay un tratamiento específico para el síndrome premenstrual. Es importante llevar un registro diario de síntomas durante al menos 3 meses. Anote el tipo de síntomas que tiene, qué tan graves son y cuánto duran. Este diario de síntomas los ayudará a usted y a su médico a encontrar el mejor tratamiento.

Cambio de estilo de vida: Ingiera abundante líquido, consuma comidas frecuentes y pequeñas. No deje pasar más de 3 horas entre los refrigerios y evite comer en exceso. Consuma una alimentación balanceada, haga ejercicio aeróbico regular, cambie sus hábitos de sueño nocturnos antes de tomar somníferos.

Apoyo y contención familiar: Hable del tema con su familia y más aun con su pareja.

Anticonceptivos orales: Pueden disminuir o incrementar los síntomas del síndrome premenstrual.

Antidepresivos: según criterio médico.

Ansiolíticos: según criterio médico.

Diuréticos: Pueden ayudar con la retención de líquidos que causa distensión, sensibilidad en las mamas y aumento de peso.

Bromocriptina, el danazol y el tamoxifeno: según criterio médico.