La menopausia se produce cuando los periodos menstruales de una mujer finalizan en forma permanente. Esto ocurre porque, a medida que una mujer envejece, los ovarios producen menor cantidad de hormonas femeninas (estrógeno y progesterona). Estas son las hormonas que regulan el ciclo menstrual. El momento en que efectivamente se produce la menopausia es diferente para cada mujer, pero es normal que la menopausia se produzca en cualquier momento entre los 40 y 59 años. La menopausia es un proceso gradual que puede durar algunos años.

 

Signos y Síntomas

Lo primero que usted puede notar es que sus períodos menstruales empiezan a cambiar. Éstos pueden presentarse con mayor o menor frecuencia. Algunas mujeres pueden presentarlos cada tres semanas. Esta situación puede durar de uno a tres años antes de que cesen por completo. Algunos síntomas de la menopausia son:

  • Cambio en su ciclo menstrual: Este es uno de los primeros signos de la menopausia. Es posible que se presenten con menos frecuencia. El flujo puede ser menor o más abundante que lo habitual.

 

  • Sofocos. Los sofocos son el síntoma más común de la menopausia. Cuando tenga un sofoco, sentirá calor desde el pecho hasta la cabeza, a menudo, en sensaciones similares a ondas. Es posible que la piel enrojezca y que usted sude. Es posible que tenga malestar gástrico y mareos. También puede tener dolor de cabeza y sentir que el corazón late muy rápido y fuerte.

 

  • Sequedad vaginal: Durante la menopausia y después de esta, la  vagina y vulva (el área que rodea la vagina) se vuelven más delgadas. La vagina también pierde su capacidad de producir la misma cantidad de lubricación (humedad) durante la excitación sexual. Estos cambios pueden provocar dolor durante la relación sexual.

 

  • Problemas en el tracto urinario: Tiene más probabilidades de tener infecciones en la vejiga y del tracto urinario durante la menopausia y después de esta. Hable con su médico si tiene que ir al baño a menudo, siente una necesidad imperiosa de orinar, siente una sensación de ardor al orinar o no puede orinar.

 

  • Dolor de cabeza, sudoración nocturna, problemas para dormir y cansancio son otros síntomas. A medida que va atravesando la menopausia, es posible que tenga problemas para dormirse o permanecer dormida. La sudoración nocturna puede despertarla.

 

  • Aumento de peso: Muchas mujeres aumentan de peso durante la menopausia. Seguir una dieta saludable y hacer ejercicio la mayoría de los días de la semana, si no todos, la ayudarán a mantener su estado físico.

Muchas mujeres experimentan síntomas emocionales durante la menopausia. Estos síntomas pueden incluir tristeza, ansiedad y cambios en el estado de ánimo.

 

Complicaciones

  • El riesgo de una mujer, de sufrir osteoporosis,  aumenta aún más cuando atraviesa la menopausia. Cuando disminuye su nivel de estrógeno durante la menopausia, usted pierde más masa ósea de lo que el cuerpo puede reemplazar. Esto hace que los huesos estén más débiles y tengan más probabilidades de quebrarse. Para mantener los huesos fuertes, es importante incorporar en la dieta suficiente cantidad de calcio y vitamina D, que ayuda al cuerpo a absorber el calcio.

 

  • Su médico puede sugerirle maneras de obtener más calcio a través de los alimentos, las bebidas y, posiblemente, un suplemento de calcio. También es posible que le sugiera que tome un suplemento de vitamina D para ayudar al cuerpo a procesar el calcio. Pregunte a su médico qué cantidad de calcio y vitamina D al día es adecuada para usted.

 

  • Las mujeres tienen más probabilidades de desarrollar enfermedades cardíacas después de la menopausia. Los niveles más bajos de estrógeno pueden ser parte de la causa, además de otros problemas de salud que son más comunes a medida que las mujeres envejecen. Estos incluyen aumentar de peso, volverse menos activa y desarrollar presión arterial alta o diabetes. Usted puede reducir el riesgo de tener estos problemas de salud comiendo una variedad de alimentos saludables y ricos en nutrientes, permaneciendo activa y manteniendo un peso adecuado.

 

Tratamiento

El tratamiento para la menopausia depende de muchos factores, entre ellas, la intensidad  de los síntomas, su salud general y su preferencia. Éste puede incluir cambios en el estilo de vida o terapia hormonal.

Cambios en el estilo de vida y la alimentación

No siempre se necesita de las hormonas para reducir los síntomas de la menopausia. Existen muchas medidas que se pueden adoptar para reducirlos:

Cambios en la dieta:

  • Evite la cafeína, el alcohol, y los alimentos condimentados.
  • Consuma alimentos de soja; la soja contiene estrógenos.
  • Consuma suficiente calcio y vitamina D.
  • Se sugiere realizar ejercicio y técnicas de relajación.

¿Qué es la terapia de reemplazo hormonal?

La terapia de reemplazo hormonal (HRT, por sus siglas en inglés) es un tratamiento para los síntomas de la menopausia que implica tomar hormonas sintéticas (que son fabricadas en un laboratorio y no por el cuerpo). En la HRT, se puede administrar estrógeno sólo o estrógeno combinado con otra hormona, la progesterona. La HRT no es adecuada para todas las mujeres. La información nueva de estudios recientes sugiere que, para la mayoría de las mujeres, los riesgos de usar una HRT pueden superar los beneficios. Hable con su médico sobre los riesgos y los beneficios de la HRT.

ARTICULOS SIMILARES